El Quantum, uno de los barcos que lideraba las series antes de llegar a Eivissa, en una bella estampa con Dalt Vila al fondo. | Xaume Olleros

0

Interlodge y Gladiator presentaron ayer su candidatura a la victoria final en la Royal Cup Marina Ibiza con una notable puesta en escena con las dos mangas disputadas ayer. Hasta llegar a la isla balear, las 52 Super Series habían estado dominadas por Azzurra, Rán y Quantum, pero se comprobó que en Eivissa a la fiesta se suman al menos dos barcos más.

Al finalizar la jornada la clasificación quedó de la siguiente forma: 1º. Interlodge 5 puntos (4+1). 2º. Quantum 6 p. (1+5). 3º. Gladiator 6 p. (2+4). 4º. Rán 6 p. (3+3). 5º. Azzurra 7 p. (5+2). 6º. Paprec 13 p. (7+6). 7º. Provezza 14 p. (6+8). 8º. Rio 15 p. (8+7).

Interlodge hizo un cuarto puesto en la primera manga y ganó la segunda con un absoluto control sobre la flota de las 52 Super Series. Estos dos resultados del barco del armador y caña Austin Fragomen le permiten liderar la competición después de un día muy complicado de manejar. Si fueron capaces de entender y de ser solventes en el tramposo campo de regatas de ayer, es que este barco puede ser uno de los candidatos a la victoria final. Fragomen explicaba así la jornada: «Estamos encantados de liderar la competición y algo sorprendidos de cómo hemos navegado. Hay una flota excelente de barcos y estar ahí arriba es algo muy bueno. Hemos hecho buenas salidas y hemos acertado en la táctica. Trabajar con John Cutler nos hace las cosas mucho más fáciles. Sabe mucho», decía el patrón del neozelandés.

[Lea todos los detalles de la información en la edición impresa o en Kiosko y Más]