Jaime Caballero, una vez más, demostró ayer que es un auténtico ejemplo a seguir en el mundo del deporte.

0

A las 07.00 horas de la mañana partió ayer Jaime Caballero para iniciar el segundo asalto de la Vuelta Ibiza Swim 2015.

El ultrafondista donostiarra, recuperado del esfuerzo realizado en la primera etapa, comenzó de nuevo su periplo a nado para contornear el perímetro de los 140 kilóemtros de la isla de Eivissa.

El nadador guipuzcoano partió ayer desde Cala Sant Vicent con destino a Cala Conta imponiendo un constante y fuerte ritmo en sus potentes brazadas.

Sobre las 11.30 de la mañana el nadador vasco conseguía sobrepasar el punto de control situado en Portinatx, y pese a las numerosas medusas con las que se encontró en su camino, supo mantener alto su ánimo y, con una gran disposición, siguió adelante con su ingente esfuerzo de nadar en solitario alrededor de la isla blanca.

Pasadas las 13.00 horas, Jaime Caballero había alcanzado ya las inmediaciones del Puerto de Sant Miquel, un punto de control en el que tuvo constancia de que había devorado ya más de la mitad del recorrido de este reto deportivo.

Jaime Caballero continuó con su imparable progresión en aguas de la bahía de Sant Antoni de Portmany, cruzando frente a misma pasadas las 17.30 horas.

Demostrando con cada braza que es un fuera de serie, Jaime Caballero afrontó ayer una distancia de más de 40 kilómetros, ofreciendo un increíble fuerza de voluntad para darle un tirón a una segunda etapa a la que tuvo que sumarle los casi 20 kilómetros que en la primera jornada no pudo realizar debido al mal tiempo.

Ya sobre las 20.30 horas, el nadador enfilaba hacia la playa de Cala Conta, donde le esperaban con una gran pancarta algunos de los representantes de la asociación de enfermos de ELA que le acompañan, para apoyarle y darle ese aporte de fuerzas necesarias para continuar cada día adelante luchando por todos ellos. El recibimiento a Jaime Caballero puso de manifiesto el inmenso cariño que sienten por él.