Víctor Sánchez, con unos premios de la extinta Fiesta del Deporte de Vila. | (c) Sergio G. Canizares

0

Víctor Sánchez Cano (Eivissa, 12-10-1990) confía plenamente en su equipo, el Ushuaïa Ibiza Voley. El líbero aseguró que ve a los suyos en la final de la fase por el título, en la que deben superar al CAI Teruel, equipo que, según dice, debe estar más asustado que el suyo tras haberle ganado en pretemporada y liga.

—El Ushuaïa Ibiza Voley regresa al tajo y lo hace contra el CAI Teruel. Menudo rival.

—Se hacen largas las semanas cuando no juegas el fin de semana y volver a arrancar contra un grande como el Teruel sin el ritmo de partido al que vienes acostumbrado te hace exigirte el 120 por ciento desde el calentamiento. Como empieces a jugar en el punto 10, ya habrás perdido sin darte cuenta.

—¿Les puede pesar el parón de Semana Santa?

—Los descansos siempre suelen venir bien y, al ser varios días, los compañeros han aprovechado para ver a la familia. Eso es un plus de motivación para afrontar el último tramo de la temporada, pero, una vez pasado esto, hay que ponerse el mono de trabajo, entrenar fuerte y centrarse en la competición para sacar con nota los próximos compromisos.

—¿Este partido puede servir de referencia para el play off?

—Desde luego. Qué mejor manera de plantear un partido contra un equipo que enfrentándote a él. Se pondrán sacar conclusiones más claras de cómo queremos jugarle y podremos buscarle sus puntos débiles para hacerle daño. También veremos qué no funciona para cambiarlo. Eso sí, ellos también harán lo mismo con nosotros.

—¿Cree que el CAI pondrá toda la carne en el asador este fin de semana o se guardará algunas cartas?

—Cuando no han podido con nosotros en ninguno de los dos partidos de esta temporada, tanto en un duelo de pretemporada en Madrid como en el partido de ida en Teruel, no puedes creerte superior y venir de paseo con tus jugadores menos habituales a jugar, porque seguramente salgas perdiendo. Yo espero un Teruel que quiere sacarse la espina de no habernos ganado y que saldrá con todo para coger buenas sensaciones de cara al play off.

—Una pena que este partido esté un poco descafeinado por no haber nada en juego, ¿no?

—Sí, es cierto que en liga está todo decidido. Ellos son segundos y nosotros, terceros. Así va acabar la clasificación pase lo que pase el sábado, pero será un partido entre dos de los mejores equipos de la Superliga de voleibol. Me parece imposible que a alguien le sepa a poco a pesar de no jugarnos nada. Será un espectáculo. Los equipos grandes siempre quieren ganar. Se va a luchar cada punto y será un golpe psicológico para el play off.

—¿Qué ambiente espera en la grada?

—A mí me encantaría un pabellón a reventar, con mucha gente. Estoy seguro que quien venga se va a ir encantado. El voleibol necesita gente en la grada y cualquiera que venga va a repetir dos semanas después.

—El conjunto turolense viene de ganar no hace mucho al Unicaja Almería. ¿Asusta?

—Claro que no. Si asustara, no haría falta ni salir a jugar, pero sí que es verdad que cuando peor estaba se ha venido arriba. Está fuera de Europa, perdió la final de Copa contra Almería y el entrenador fue despedido. Después de todo eso, le ganó a Unicaja en Almería, remontando un 2-0. Increíble. Supongo que la llegada de Xavi Folguera, que bien conocemos, le ha beneficiado, pero nosotros hemos ido de menos a más, estamos aquí arriba por méritos propios y con la esperada recuperación de Orestes seremos mejor equipo. Habiéndoles ganado dos partidos es para que estén más asustados ellos.

—¿Se puede pasar a la final de la fase por el título de Superliga?

—Sí. Sí rotundo. El CAI Teruel es un equipazo, pero nosotros también lo somos. Le ganamos en pretemporada y en su casa en liga. Tenemos calidad para ganar, pero hay que plantear bien los partidos y aprender rápido de nuestros errores para no seguir cometiéndolos. Empezando por eso, seremos competitivos.