Miguel López, del HC Eivissa.

0

El HC Eivissa no pudo cerrar de mejor forma el fin de semana en tierras catalanas. El equipo de Félix Mojón volvió a superar al Cerdanyola, esta vez por 27-32, y cerró así su stage con dos victorias en otros tantos partidos.

El técnico naranja se mostró muy satisfecho del trabajo de los suyos. «Estuvimos mejor que ayer en líneas generales, más ajustados», dijo. El míster indicó que probaron con «un cambio en el sistema defensivo». «Hemos trabajado el 5-1 y aunque hemos encajado 27 goles, la diferencia entre este partido y el anterior ha sido significativa», explicó el preparador, que destacó que hubo «mucho más ritmo y velocidad».

Eso sí, también reconoció que «hubo muchos errores en el lanzamiento también». «Las sensaciones son muy positivas, sobre todo comparadas con las del día anterior. Veníamos a rodar y a seguir trabajando para ajustar las piezas», comentó Félix Mojón.