0

USHUAÏA IBIZA: 3

VECINDARIO: 0

El Ushuaïa Ibiza Voley hizo los deberes ayer contra el Vecindario, aunque con más problemas de los previstos a pesar del 3-0 final. De esta forma, el equipo ibicenco se asegura su presencia en la próxima edición de la Copa del Rey, en la que aún podría participar como cabeza de serie en función de lo que pase en la última jornada de la primera vuelta. Para ello, el conjunto de Marcelo de Stefano debería ganar al Textil Santanderina a domicilio y, además, esperar una derrota del Can Ventura en casa del Barcelona.

El cuadro amarillo saltó a la pista más frío de lo habitual. Eso hizo que los canarios llevaran el mando del encuentro. Los visitantes se movían en diferencias de, como mucho, dos puntos hasta que se escaparon 10-14, lo que obligó al técnico de los pitusos a pedir tiempo muerto. La reacción llegó en la recta final, cuando el Ushuaïa se puso por primera vez por delante merced a dos puntos seguidos de Diedhiou (22-21). Finalmente, Ronchi brindó la primera manga a los ibicencos al aprovechar la primera bola de set (25-23).

En el segundo juego, el decorado cambió. Tras un inquietante 3-5, un parcial 5-0 (8-5) hizo que el Vecindario tuviera que parar el partido. La distancia llegó a ser de seis puntos (12-6 y 14-8), pero los canarios se acercaron a dos (16-14) y De Stefano pidió tiempo muerto. Pese a recuperar su máxima renta (21-15) con un bloqueo ganador de Elvis, el Ushuaïa volvió a sufrir al ver cómo su rival se metía de nuevo en la pelea (21-19), pero, al final, se llevó el gato al agua por 25-21 en un set que se cerró con un error en el servicio de Sosa.

En el tercer juego, el equilibrio volvió a ser la tónica dominante y, como en el primero, el Vecindario llevó la batuta. Un 1-4 de inicio no encontró respuesta por parte de los locales, que pidieron tiempo muerto con 6-9 en el electrónico. Los canarios llegaron a mandar por tres puntos como mucho (10-13), pero se vieron finalmente superados en el tanteador por un Ushuaïa que no estaba dispuesto a alargar el encuentro. De un 14-16 se pasó a un 19-16. Con todo, los visitantes volvieron a amenazar el triunfo al empatar a 20, pero entre Raúl Muñoz, máximo anotador con 16 puntos, y Salerno se encargaron de espantar los fantasmas y rubricar un 25-23 final para cerrar el año con un buen sabor de boca.

LA NOTA

Confusión con el horario poco antes del encuentro

El horario del partido de ayer creó bastante controversia en los momentos previos a la celebración del duelo. El club lo había fijado a las 19.00 horas, como así indicaban las invitaciones al mismo, pero la página web de la Real Federación Española de Voleibol (Rfevb) marcaba que debía celebrarse a las 18.00 horas, como así publicó ayer este medio. Apenas cinco horas antes del inicio, PERIÓDICO de IBIZA Y FORMENTERA contactó con fuentes del club, que no tuvieron claro el comienzo. Tras señalar que se jugaría a las 18.00 por horario unificado, finalmente rectificaron y el partido se mantuvo a la hora que el Ushuaïa tenía previsto.