Fútbol - Tercera división

El Formentera vuelve a comandar la categoría

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Los jugadores del Formentera protestan un posible penalti durante la primera mitad.

Los jugadores del Formentera protestan un posible penalti durante la primera mitad.

01-04-2017Miquel Àngel Llabrés

POBLENSE: 1

FORMENTERA: 2

El Formentera se aupó ayer al liderato del grupo XI de Tercera División tras apuntarse la victoria en el duelo entre los dos primeros clasificados. El equipo de Tito García Sanjuán se impuso por 1-2 en el feudo del Poblense, que hasta ayer había permanecido invicto como local, apelando al espíritu de Tudela, cuando en la Copa del Rey también jugó en un escenario grande, de césped natural, con la motivación de poder seguir haciendo historia... y con la misma alineación.
El inicio del partido dejó ver dos equipos con la intención de atacar, pero respetándose mucho. Eso hizo que el centrocampismo imperara en los primeros compases. Lolo fue el primero en poner en peligro la portería contraria al cuarto de hora de juego, pero el Poblense no se quedó de brazos cruzados y rápidamente también puso a prueba a Marcos.
El primer contratiempo para los de Óscar Troya llegó en el minuto 23, cuando Enzo se lesionó. Martínez saltó al terreno de juego en su lugar. Apenas le había dado tiempo situarse al jugador en el terreno de juego cuando un eslalon de Gili en el interior del área acabó con un polémico penalti señalado por el árbitro.
Las protestas de los rojinegros fueron notables, pero no sirvieron de nada. El propio Gili asumió la responsabilidad de lanzar desde los once metros y no perdonó. El manacorí se permitió el lujo de lanzar la pena máxima a lo Panenka y la pelota entró mansamente por el centro de la portería mientras Marcos se dejaba caer a uno de los lados.
Motivado por el gol, el Poblense se vino arriba y aprovechó el panorama para presionar a su rival a toda cancha, tratando de complicar la salida de balón de los formenterenses. Poco a poco, el Formentera se olvidó del golpe y también se lanzó a defender arriba.
El conjunto de Tito García Sanjuán se negó a aceptar el marcador y encontró en el costado izquierdo, con el buen hacer de Agus Ojeda, un puñal con el que hacer daño. Precisamente una acción de extremo pudo haber dado su fruto en el minuto 33, cuando, tras hacer un sombrero a su defensor, cayó en el interior del área y reclamó penalti. El árbitro hizo caso omiso ante las quejas de los visitantes. Fueron dos penas máximas las que pidió en este primer tiempo el cuadro visitante.
Los rojinegros rondaban el gol y lo encontraron poco antes del descanso. Una falta directa botada por Willy la despejó Molondro a córner y ese saque de esquina dio pie al empate. Javi Rosa cazó el balón en el área y lo mandó al fondo de las mallas sin que el portero pudiera ni tan siquiera reaccionar.
Tras el descanso, los dos equipos bajaron el listón. Parecían conformarse con las tablas, pero nada más lejos de la realidad. Poco a poco, el Poblense empezó a dominar el encuentro ante un cuadro rojinegro que retrasó sus líneas, pero el control de los mallorquines no se traducía en peligro. Aitor lo intentó con un disparo exterior que Marcos repelió abajo.
El que no perdonó fue Dailos. En la primera aproximación de los visitantes en esta segunda mitad, el canario marcó el segundo gol. Golazo, mejor dicho. El lateral izquierdo golpeó el balón prácticamente desde el vértice del área con el exterior y lo mandó raso junto a la base del palo. Impresionante.
Óscar Troya movió pieza y dio entrada a Josep Rojals en sustitución de Sergi Rojals. Los locales se encontraban en una situación que desconocían hasta la fecha, que no es otra que ir por detrás en el marcador en su campo. Su posible reacción se vio cortada cuando Héctor, por un claro agarrón a Juan Antonio, vio la segunda amarilla y dejó a los suyos en inferioridad numérica.
Tito García Sanjuán dio frescura en la medular al tiempo que lo reforzaba defensivamente retirando a Willy y Gabri para dar entrada a Maikel y Amores. Solamente en el último minuto del tiempo de descuento, y con el portero local sumándose al ataque, peligró la victoria del Formentera en un saque de esquina que se saldó con falta para los formenterenses ante las protestas de los de sa Pobla. El desquicio de los locales, sabedores de que se les iba la primera plaza, se saldó con una acción antideportiva de Damià, que vio la roja directa. El Poblense acabó finalmente hincando la rodilla por primera vez esta temporada en su feudo y el Formentera vuelve a comandar ahora la categoría. Como dijo Álex Bonilla la semana pasada, a ver quién lo baja ahora de ahí.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.