0

PUCHI: 18

MÁLAGA: 21

El Puchi volvió a caer derrotado en la Liga Guerreras Iberdrola, esta vez contra el Rincón Fertilidad Málaga por 18-21. El equipo de Noel Cardona tiró de casta, garra y calidad para superar los problemas que le generó el conjunto andaluz, pero no pudo adjudicarse la victoria ante éste, que se mostró más efectivo en el tramo final. De esta forma, las pitiusas siguen flirteando con la zona de descenso y no consiguen poner tierra de por medio, mientras que las discípulas de Diego Carrasco se asientan en la zona media de la tabla.

El duelo destacó por su igualdad. Las malagueñas partían como favoritas ante un recién ascendido como el equipo ibicenco. Con todo, las visitantes no le perdieron el respeto en ningún momento a las pitiusas y se exprimieron al cien por cien con el firme objetivo de apuntarse los dos puntos en juego y evitar la sorpresa. Sin embargo, si algo puede hacer el Ants:Bfit Muchoticket Santa Eulària es sorprender a su rival. La juventud, el tesón, la velocidad y la ausencia de miedo por parte de las de Noel Cardona son un arma a tener en cuenta en cada partido, independientemente de que los resultados sitúen a las ibicencas en la zona baja.

El equilibrio fue la tónica dominante durante los primeros 30 minutos. Eso sí, poco a poco, el Rincón Fertilidad fue imponiendo su mayor experiencia para comandar el encuentro. Su máxima ventaja, con todo, no llegó a superar las dos dianas, lo que habla por sí solo de la tremenda igualdad del choque. La defensa adelantada se le atragantó más de lo esperado al cuadro andaluz, sobre todo cuando la menuda Jillian Princess se atrevía a presionar a las torres blancas.

La tímida superioridad visitante se tradujo en un marcador favorable para el Málaga. Eso sí, por la mínima. Y es que, con 8-10 en el electrónico y cuatro segundos por delante, Ainhoa García culminó un soberbio fly a pase de Carmen Campos tras una jugada ensayada a balón parado. La grada entera se puso en pie para aplaudir la acción y a un Puchi que, pese a irse por debajo en el tanteador (9-10), estaba metido de lleno en el encuentro y contaba con opciones de noquear a las sureñas.

Tras el descanso, el cuadro local empató en su primer ataque (10-10). Posteriormente, llegó a ponerse por delante en el marcador (13-12). Las andaluzas, lejos de venirse abajo, remontaron en cuestión de dos minutos (13-14, min. 40). Como si de un combate de boxeo se tratara, se inició entonces un intercambio de golpes que se prolongó hasta el minuto 50, con 17-17 en el tanteador. Un minuto antes, Diego Carrasco había parado el partido con un tiempo muerto y la verdad es que sus instrucciones surtieron efecto.

El Rincón Fertilidad se puso el mono de trabajo en defensa y su portera se convirtió en una especie de Superman para parar prácticamente todo hasta el punto de permitir únicamente un gol de las santaeularienses en los últimos diez minutos. Tremendo. Con 18-20 en el luminoso, el Puchi lo intentó por los dos extremos y de vaselina, pero le fue imposible batir la meta malagueña. A falta de dos minutos, Noel Cardona mandó a las suyas presionar a toda pista. No le fue mal, pero su falta de definición le pasó factura. Ni tan siquiera en superioridad numérica con aproximadamente un minuto por delante –el Málaga puso sobre la pista ocho jugadoras por error y eso se tradujo en la exclusión de una de ellas– pudo reducir distancias ante un Málaga que salió victorioso del pabellón de Santa Eulària.