Omar Juan, en acción durante la Copa de España de la clase Raceboard que se adjudicó el fin de semana.

0

Las obras para la creación del nuevo Centro Náutico de Formentera ya están en marcha y, si todo va en orden, abrirá sus puertas el próximo mes de junio. El objetivo es que los amantes de este deporte puedan disfrutar de la nueva instalación, situada en s’Estany des Peix, desde el próximo verano.

Con un coste de alrededor de un millón de euros, la creación de este recinto permitirá dar un empujón a los deportes náuticos. Omar Juan, que se encargará de su coordinación con el grupo de trabajo del Club Surf Formentera y los técnicos del Consell, considera que «con esta instalación cambia totalmente el panorama náutico de la isla». «Se pasa de tener una escuela con cuatro contenedores de hierro, que es lo que había, a tener un centro que permitirá, sobre todo en invierno, una práctica más cómoda para toda la población de Formentera, ya sean niños o adultos», explicó.

El también windsurfista, que la semana pasada se hizo con la Copa de España en la clase Raceboard, destacó que la intención del Club Surf Formentera es «potenciar al máximo el deporte de la vela, no sólo el windsurf». «Queremos empezar a hacer cositas de vela que no se han hecho en los últimos años», agregó. En este sentido, aseguró que «se abre una puerta a otras modalidades como, por ejemplo, el piragüismo».

Actualmente, la cantera de windsurf dispone de «diez o doce niños que han salido de los últimos cursos de verano y que pueden navegar todos los fines de semana del año». «Si todo va bien, para el puente de marzo acudirán seis niños de este proyecto al Campeonato de Balears», añadió. De todas formas, recordó que la competitividad no es lo más importante: «No vemos el deporte como algo competitivo. Tiene una parte muy lúdica y es la que intentamos fomentar para que sigan navegando independientemente de que les guste o no competir».

La creación del Centro Náutico de Formentera también supone un cambio de tipo de gestión. No hay que olvidar que en junio de 2016 se puso fin a los servicios de la Escuela Municipal de Vela, gestionada por la empresa Formentera 4 Nómadas, de Asier Fernández. De esta forma, la gestión pasa de ser privada a pública.

Pese al cierre de dicha escuela, la actividad no paró. A través del Club Surf Formentera se siguieron organizando algunos cursillos. «La vela nunca ha parado en Formentera y el windsurf, tampoco», apuntó.

El apunte

«Las condiciones de Formentera son las mejores que hay para entrenar»

La creación del nuevo Centro Náutico de Formentera muy difícilmente supondrá el regreso de los tres cracks formenterenses de windsurf: Mateo Sanz, Sergi Escandell y Joan Carles Cardona. Los tres deportistas pitiusos abandonaron la pitiusa sur tras el cierre de la Escuela de Vela para unirse al Centro de Tecnificación de Mallorca. En este sentido, Omar Juan aclaró que «una cosa es el deporte base y otra, la competición pura». «Está claro que las condiciones de Formentera son las mejores que hay para entrenar y no las tendrán en ningún otro sitio, pero lo que ellos necesitan es entrenar con flota y extranjeros, por lo que progresarán más estando fuera. Cuesta mucho más preparar un ciclo olímpico en Formentera que fuera».