La expedición ibicenca posa en el podio

0

Después de varios años de intenso trabajo por parte de la Federación Balear de Piragüismo y sus delegaciones, el piragüismo debutó esta temporada dentro de las finales autonómicas del programa L’Esport per a la Edat Escolar. La final balear se disputó el fin de semana en el Lago Esperanza (Port d’Alcudia) con la participación de representantes de Mallorca, Menorca e Ibiza.

El equipo ibicenco estaba formado por diez piragüistas, ocho pertenecientes al Club Nàutic Sant Antoni (CNSA) y dos al Club Náutico de Santa Eulalia (CNSE). Por parte del CNSA compitieron los cadetes Arnau Pérez, Hugo Prendes y Claudia Sánchez, así como los infantiles Joel Ribas, Rubén González, Eros Navarro, Karla Martín y Carolina Hortensius. Los representantes del CNSE fueron la cadete Alejandra Botrán y el infantil Gabriel Parau.

Paralelamente a la final escolar se disputó la tercera Copa Balear de promoción, en la que el Club Nàutic Sant Antoni tuvo una gran actuación. No en vano, se hizo con la segunda posición en la clasificación por clubes con un total de 904 puntos merced a los excelentes resultados individuales de sus jóvenes piragüistas. Sólo el Real Club Náutico de Palma se mostró superior al totalizar 1.307 puntos. El Club Náutico de Santa Eulalia finalizó la competición en la décima posición con 115.

El CNSA logró un total de 12 metales: tres de oro, cuatro de plata y cinco de bronce. El gran triunfador del equipo sanantoniense fue Raúl Prendes, que hizo un doblete al lograr la victoria tanto en K-1 alevín B como en K-2 alevín, formando pareja junto a Tristán García. También lograron una brillante victoria en K-2 los benjamines Seamus Pollard y Teo García.

Las medallas de plata fueron para Arnau Pérez, en categoría cadete K-1; Karla Martín, en infantil A K-1 y junto a Carolina Hortensius en K-2 infantil, y Teo García, en benjamín K-1.

Las preseas de bronce las obtuvieron Seamus Pollard, en benjamín K-1; Denisse Martín, en alevín B K-1; Tristán García, en alevín A K-1; Joel Ribas y Pere Costa, en infantil K-2, y Carla Marí junto a Clara Pollard, en alevín K-2.