Los jugadores del Ushuaïa celebran un punto en segundo plano. | Marcelo Sastre

0

USHUAÏA VOLEY: 3

ATLANTIDE BRESCIA: 2

El Ushuaïa Voley sufrió de lo lindo para llevarse el triunfo en el trofeo Baleària ante el Atlantide Brescia (3-2). Los de Piero Molducci que se presentaban ayer ante su público después de una pretemporada inmaculada tuvieron que sacar su mejor versión para superar al equipo italiano.

Los transalpinos militan en la segunda división, pero tienen un equipo diseñado para buscar el ascenso. Así lo demostraron desde el primer minuto. El inicio de los visitantes fue fulgurante. El poderío en la red hizo que los italiano abrieran brecha ante un Ushuaïa que empezó un poco dormido. El opuesto italiano Fabio Bisi fue un arma imposible de descifrar. Prácticamente cada vez que atacaba la red se convertía en punto. El primer set cayó para el Brescia (20-25).

En el segundo, los pitiusos salieron más enchufados y poco a poco se pudieron ver detalles de calidad de los nuevos fichajes. Galdón demostró una gran lectura de juego y Tapia reventó el balón siempre que tuvo oportunidad. Tampoco desentonaron los viejos guerreros del curso pasado. La mejoría en el juego se convirtió en el 25-23 y tablas en el marcador.
El tercer juego volvió a ser para los italianos que dominaron con solvencia. Nuevamente Bisi, escoltado por Cisolla destrozó la defensa ibicenca. El luminoso señaló un 17-24. Con los saques de Tapia el Ushuaïa maquilló el set (22-25).

En el cuarto parcial, el recién llegado Juanmi González empezó a brillar. Demostró que puede dar muchas alegrías a la afición ibicenca y ayudó a los amarillos, ayer de blanco, a volver a poner las tablas en el luminoso (25-21).

En el quinto y decisivo set, la igualdad fue la nota dominante, no podía ser de otra manera. El Brescia iba ligeramente por delante y parecía que se llevaría el gato al agua. En la hora de la verdad, donde aparecen los buenos , irrumpió Tapia. El jugador dominicano sacó su brazo a pasear para reventar el partido con su saque (16-14) y dar el trofeo al Ushuaïa.
Esto fue sólo un amistoso. La hora de la verdad comienza la semana que viene con la visita de L’ Illa Grau. La Superliga ya está aquí y el proyecto ibicenco ilusiona.