Perdomo, en acción durante el entrenamiento del lunes de la UD Ibiza en el estadio de Can Misses.

0

La UD Ibiza podría participar la próxima temporada en la Copa del Rey sin necesidad de acabar quinto en la tabla. La clasificación, que se ha empezado a complicar tras los últimos resultados cosechados, podría ser directa para todos los equipos de la categoría de bronce si finalmente se aprueba el nuevo formato que Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), ha presentado.

Éste explicó anteayer a su junta directiva el proyecto de la nueva Supercopa, que se jugará con formato de final a cuatro fuera de España en el mes de enero, y el de la Copa del Rey, a partido único hasta las semifinales.

A falta de casi tres semanas para la Asamblea General Extraordinaria convocada por el organismo, en la que ambos proyectos se someterán a aprobación, junto a la competición nacional femenina y el calendario de la temporada 2019-20, Rubiales detalló los mismos a su junta. La idea de la RFEF es que la Copa del Rey se juegue a partido único en casa del equipo de inferior categoría hasta las semifinales, que serán a doble enfrentamiento.

Integrantes
La RFEF señaló que la competición será integrada desde la primera ronda eliminatoria por equipos de Regional, Tercera, Segunda B, Segunda y Primera División, y los estadios para los partidos deberán reunir unos requisitos mínimos para poder albergarlos. Para el organismo, «ambas iniciativas suponen una importante descarga de partidos en el calendario de las próximas temporadas y deberán ser aprobadas en la Asamblea General Extraordinaria que se celebrará en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas el próximo día 29».
Así las cosas, si se aprueba ese día, la Udé disputaría el próximo curso el torneo copero, miniobjetivo que se había fijado en las últimas semanas tras estar virtualmente descartado de la pelea por el play off de ascenso a Segunda División. Pablo Alfaro, entrenador celeste, ya había comentado el viernes pasado que «es una competición en la que un equipo de Segunda B no suele llegar muy lejos porque están los grandes de España, pero genera mucha ilusión», una ilusión que cobrará vida si el día 29 el plan de Rubiales sale adelante.
Lo que está aún por saber es qué representantes de Tercera y Regional accederían a la Copa del Rey. En principio, durante la Asamblea General Extraordinaria, se darán más detalles.

LaLiga trasladó a la RFEF la propuesta de calendario para la temporada 2019-2020, que prevé la fecha del 18 de agosto para el inicio de la competición, el 24 de mayo para el final en Primera y el 18 de abril para la final de la Copa del Rey. La propuesta, que incluye competición en enero que es cuando la RFEF quiere que se juegue la Supercopa de España con un nuevo formato de final a cuatro, ha sido consensuada con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y la Federación debe responder ahora a LaLiga si la acepta, en un plazo de diez días.

Según la misma, la Segunda División se prolongará hasta el 21 de junio y las eliminatorias de ascenso se jugarán en fines de semana, por lo que los jugadores tendrán más descanso como solicitaba el sindicato.

En caso de que la RFEF no acepte la propuesta, el CSD tendría que mediar, tal y como hizo para el calendario de la temporada actual, ya que cuando fue aprobado por la RFEF el 24 de julio pasado LaLiga y la RFEF mantenían discrepancias. Estas afectaban a la final de la Copa del Rey, que se jugará el sábado 25 de mayo, y a las jornadas 33 (21 de abril), 34 (24 de abril), 35 (28 de abril), 36 (5 de mayo), 37 (12 de mayo) y 38 y última en Primera (19 de mayo).

EL APUNTE

El domingo, partidazo contra el Cartagena

Este domingo, Can Misses acogerá un auténtico partidazo a partir de las 12.00 horas. La UD Ibiza recibe la visita del Cartagena, que en estos momentos ocupa la segunda posición en la tabla con los mismos puntos (62) que el líder, el Melilla. Los celestes marchan séptimos con 47.