Las jugadoras del Covicsa y el Alicante posan antes del inicio del encuentro. | Covicsa

0

COVICSA: 0

ALICANTE: 4

El Covicsa no pudo ayer con un fuerte Alicante y perdió la oportunidad de acercarse a la permanencia. Las de Santa Eulària cayeron por un doloroso 0-4 pese a contar con algunas de sus mejores jugadoras.

El duelo de ayer lo abrió Sara Ramírez frente a Irina Ermakova, la jugadora del Covicsa cayó por 3-2 (11-5, 14-16, 10-12, 11-8 y 5-11) en un encuentro tremendamente igualado. También se escapó por nada el segundo punto del partido. Serebrennikova no pudo con María Paulina Vega (3-2) en otro encuentro muy disputado.

El 0-2 fue una losa demasiado pesada. Kandyvina tampoco pudo con Marina Ñíguez y cayó por 1-3. El dobles no tuvo mejor suerte. Sara Ramírez y Viktoria Serebrennikova se vieron impotentes ante a Ermakova y Vega y perdieron por un rápido 0-3, que puso el 0-4 definitivo en el partido.

Aún quedan dos partidos por jugarse y la ventaja es de dos puntos con el Balaguer. El Covicsa tiene una durísima salida después del parón de Semana Santa a Linares, segundo clasificado, y acabará la liga en casa ante el Irún, rival que se verá las caras con el Balaguer en la próxima jornada. Aunque dependen de sí mismas, la salida a Linares complica mucho las cosas ya que el Balaguer cuenta superaría a las ibicencas en caso de empate a puntos.