El día grande de las fiestas de Santa Eulària

| | Eivissa |

Valorar:
preload
La Peña Deportiva celebra su título de Tercera División.

La Peña Deportiva celebra su título de Tercera División.

MARCELO SASTRE

PEÑA DEPORTIVA:0

LLOSETENSE: 0

El broche a una liga de ensueño llegó ayer en Santa Eulària. La Peña Deportiva es con todo merecimiento el nuevo campeón del grupo XI de Tercera División a falta de dos jornadas para el final. El conjunto de Raúl Casañ empató contra el Llosetense (0-0). El punto era suficiente y se desató la fiesta, una celebración que llega en el marco idílico de las Fiestas de Mayo. Los ibicencos buscaron la victoria para brindar un buen colofón a la afición. No lo consiguieron, pero el éxito siguió siendo igual de grande. Es el cuarto título que consigue el equipo pitiuso en toda su historia.

El Campo Municipal de Santa Eulària ofreció una gran imagen, con cientos de banderines blancos repartidos para dar colorido a una fiesta que comenzó con monólogo local. Antes del minuto 10, Álex ya había perdonado en dos ocasiones. Primero, fue el portero visitante José Alfonso quien evitó el tanto con el pie. Después, fue el propio atacante el que no encontró la portería tras un buen pase de Lucas.

El dominio local era aplastante. Álex capitalizaba las ocasiones peñistas y, en el 16, estrellaba en la madera un remate de cabeza. Un minuto después era Andoni quien gozaba de una nueva ocasión. Su cabezazo a la salida de un córner se marchó lamiendo el larguero. Vidal la tuvo en el 28, también de cabeza y también rozando el palo.

Al filo del descanso, Fraile no pudo embocar la pelota cuando Santa Eulària cantaba el gol. Fue la última de una primera parte en la que la Peña hizo de todo menos marcar. La superioridad fue descomunal. Sólo había un equipo sobre el terreno de juego y parecía imposible que no fuese ganando con comodidad.

En la segunda parte, el duelo comenzó más frío y costó que llegaran las primeras ocasiones. Raúl Casañ introdujo a Nacho y a Pipo para intentar mover el árbol. En el 61, a punto estuvo de marcar el Llosetense en una de las pocas veces que consiguió acercarse a la portería de Seral. Liba se tiró en plancha buscando el balón, pero Navarro despejó de manera providencial. En la jugada inmediatamente posterior, fue Fraile quien volvió a poner a prueba a José Alfonso, que mandó la bola a córner con muchos apuros.

Nacho pudo marcar en el 68. Regateó al portero, pero se quedó sin ángulo y no consiguió mandar el cuero entre los tres palos. En el 76, remató solo dentro del área, pero nuevamente no encontró portería. Los minutos caían y la Peña no era capaz de marcar.
Santa Eulària quería el gol de la victoria y los hombres de Raúl Casañ hicieron todo lo posible por encontrarlo hasta tal punto que en los minutos finales las prisas no fueron buenas. Se colgaron muchos balones al área y se intentaron varias jugadas individuales aunque siempre falló el último pase.

El Llosetense resistió. Perdió tiempo y rascó un punto en un campo donde casi nadie ha puntuado este curso.

El «campeones, campeones» sonó ayer con fuerza en Santa Eulària. Ahora, toca cerrar el curso liguero de la mejor manera posible. El equipo, que ya empezará a pensar en el play off de ascenso a Segunda División B, también intentará llegar a la friolera de los 100 puntos esta temporada. Para ello deberá ganar los dos partidos que quedan por disputarse.
El primer objetivo ya es historia. Ahora, tocará poner la guinda al pastel. Raúl Casañ y su equipo tendrán un par de semanas de ventaja para preparar y analizar los posibles rivales que les pueden salir en el sorteo.

Eso sí, antes de ponerse a pensar en el futuro, ayer tocó celebración y de la buena. No era para menos, pues este equipo está haciendo historia.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.