Los integrantes del Sa Real se hacen la foto de familia. | Sa Real

0

El Club Esportiu Bàsquet Sa Real se presentó este fin de semana en sociedad. El club ibicenco vuelve, un curso más, con la intención de impulsar el baloncesto desde los más jóvenes.

El Sa Real cuenta para esta temporada con 12 equipos de categoría federada, a los que hay que sumar el equipo baby y el equipo de iniciación. En total, son unos 185 jóvenes los que están bajo el paraguas de este club.

La gran novedad se encuentra en la desaparición del equipo sénior femenino, que se había estrenado el año pasado. Por contra, el club ha decidido dar un impulso extra a la promoción entre los más pequeños.

El directivo Jose Antonio Piqueras asegura que ese debe ser el principal objetivo de esta entidad: «El club sigue apostando por la base. Queremos seguir creciendo, pero para crecer no puedes ir a buscar a los chicos en edad cadete con la gran cantidad de deportes que hay. Tenemos que mostrarles el baloncesto a los más pequeños para engancharlos y que vayan creciendo y subiendo de categoría».

El Sa Real volverá a ser un año más el encargado de llevar la Escuela Municipal para fomentar ese impulso en las aulas. Martí Cardona se dedicará en exclusiva a hacer este trabajo de promoción con los más pequeños.

En lo deportivo, las grandes esperanzas pasan por competir por algún título autonómico. Especialmente fuerte consideran al equipo cadete masculino, al que ven a la altura de los mallorquines. También están ilusionados con sus equipos júniors, a los que esperan clasificar en las próximas fechas para el Campeonato Interilles.
Por último, desde el club confirmaron que en 2020 volverán a contar con el Campus Paco Redondo y el Campus Medori.