0

Cristina Ferrer no estuvo presente para recoger su premio. La karateca ibicenca está en Madrid para participar en la última Premier League de la temporada, por lo que fue su madre la encargada. A través de un vídeo, la del Samyd quiso dar las gracias por el reconocimiento. En su discurso, Ferrer felicitó al resto de los ganadores, se acordó de sus familiares, amigos y compañeros de equipo. Especialmente emotivo fue el recuerdo a su padre, fallecido este año. «Sin él no hubiese sido lo que soy», confesó.

En conversación telefónica con Periódico de Ibiza y Formentera, la pitiusa aseguró que para ella es un orgullo haber sido designada tres años como la mejor deportista ibicenca. «Sé que Felipe Vivancos también lo logró, pero no es fácil. Es un reconocimiento a mi carrera y me hace feliz ver que los resultados que he tenido a lo largo de los años son valorados». Desde la distancia tiene su mente puesta en la cita madrileña que empieza hoy. «Espero acabar el año de la mejor forma posible», señaló.

Por último, Ferrer no pierde de vista los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, su principal objetivo de la próxima temporada: «Por puntos es casi imposible que logre la plaza. No he hecho los cálculos, pero pienso en Preolímpico».