Fútbol / Segunda División B

A celebrar el carnaval

| |

Valorar:
preload
El centrocampista de la UD Ibiza Javi Pérez se dispone a golpear el balón durante un entrenamiento.

El centrocampista de la UD Ibiza Javi Pérez se dispone a golpear el balón durante un entrenamiento.

UD Ibiza

La UD Ibiza quiere celebrar el carnaval y para ello son necesario los tres puntos. El rival parece propicio. Recibe al peor visitante del grupo con solo seis puntos. A Can Misses llega el filial de un histórico, el Sporting de Gijón. El duelo cambia su horario habitual por motivo de la rúa de carnaval y se jugará a las 18.00 horas.

Los celestes llegan a este encuentro con la intención de dejar atrás el partido contra el Racing de Ferrol, donde la imagen no fue la mejor y donde se rompió una racha de 10 partidos consecutivos sin conocer la derrota. En el feudo de Vila las cosas suelen ir bastante bien y el rival invita a ser optimistas dado su pobre bagaje lejos de tierras asturianas.

En la previa del encuentro, Alfaro reconoció las dos caras del filial rojiblanco, pero avisó de que no espera un partido sencillo: «Es un equipo competitivo, muy intenso. Aunque no esté sacando resultados positivos fuera de casa, sus marcadores siempre son ajustados. No se rinde fácilmente». «Es cierto que tienen una doble cara. En Mareo se sienten más protegidos. Su entrenador ha dicho que tienen que ser más sólidos fuera de casa para que no se les compliquen las cosas, y con esa intención vendrán. Tenemos que respetarlos, pero sabiendo que en casa tenemos que hacer nuestro partido», continuó.

Alfaro no descartó alguna modificación en el esquema, aunque parece poco probable que lo haga. Al ser cuestionado sobre si se plantea cambiar el pivote defensivo por un mediapunta, respondió: «Se pueden hacer las dos cosas. Todos los sistemas tienen sus pros y sus contras. Para mí, lo fundamental no es el dibujo; lo importante son los hombres. Hay que equilibrar el equipo, que tenga el sello que tenemos nosotros y eso no lo podemos perder».

Para esta cita, los problemas están en defensa. Quintanilla es baja por un rotura fibrilar, mientras que Gonzalo y Rubén hasta última hora no se sabrá si estarán al cien por cien.
Crecer fuera de casa

Por su parte, la Peña Deportiva tiene una salida complicada ante Las Rozas (12.00 horas). Los de Raúl Casañ se miden a un equipo que, aunque está en la zona baja de la tabla, es muy correoso y presenta partidos muy tácticos, con juego directo y desgaste.

Contra esas armas se tendrán que enfrentar los peñistas, que buscan una mejoría fuera de casa. Casañ tiene claro que para poder puntuar lejos de Santa Eulària hay una línea maestra: no cometer errores en defensa. «Si queremos puntuar, tenemos que defender bien y no cometer errores en defensa. En los últimos partidos fuera de casa, los cometimos en los primeros minutos y luego estuvimos todo el partido a remolque», dijo.

Sobre el rival, un equipo que les complicó mucho las cosas en Ibiza, aunque consiguieron llevarse la victoria, el técnico señaló: «No es el mismo equipo de la ida. Han tenido incorporaciones y son más rápidos arriba, pero siguen siendo un conjunto veterano, muy agresivos en su campo, que es pequeño, y que maneja bien el juego directo».

La Peña llega a este encuentro con las bajas de Cruz y Pepe Bernal, por ciclo de amonestaciones, y de Nacho, por lesión. Tampoco estará Mena, que, aunque ya se entrena con el grupo, aún no está listo. Esto obliga a una modificación en el centro del campo. Casañ reconoció que se está planteando dos opciones: salir con un mediapunta para dar más mordiente o poner un centro de campo de contención.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.