Balonmano / División de Honor Plata masculina

Inoportuno revés ante un rival directo

| |

Valorar:
preload
Un instante del duelo de la jornada pasada entre la UD Ibiza-HC Eivissa y el Barcelona B.

Un instante del duelo de la jornada pasada entre la UD Ibiza-HC Eivissa y el Barcelona B.

Marcelo Sastre

La UD Ibiza-HC Eivissa encadenó ayer su segunda derrota consecutiva de la temporada en el grupo A de División de Honor Plata masculina, primera contra un rival directo. El equipo celeste pagó caro su mal inicio de partido, en el que perdía por 5-1 tras los siete primeros minutos y medio.

El conjunto de Eugenio Tilves, que no forzó finalmente a Basualdo, se había adelantado con un tanto de Iriarte a los 29 segundos, pero no fue más que un espejismo. Un parcial 5-0 comenzó a evidenciar la falta de concentración del conjunto ibicenco, que estuvo más de siete minutos sin ver portería. Iriarte se encargó de poner fin a la sequía goleadora de los suyos (5-2), que llegaron a ponerse a tiro de uno (7-6, min. 14) con una gran reacción.

Después de mantenerse a uno en más de una ocasión (9-8 y 10-0), la desventaja fue de dos tantos al término de la primera mitad... y gracias. David Sala y Vicente Sancho, con un gol cada uno en los últimos 30 segundos, desbarataron el 13-9 que dictaba el marcador para dejarlo en 13-11.

Tras el descanso, los celestes llegaron a nivelar la contienda con un tanto de Abel Navarro a los siete minutos (15-15). Parecía que había partido, pero nada más lejos de la realidad. Los gerundenses se fueron escapando poco a poco en el electrónico hasta alcanzar una máxima ventaja de siete goles (27-20) a falta de tres minutos para la conclusión, una renta inalcanzable. Así, los unionistas hincaron la rodilla y regresaron de vacío a tierras ibicencas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.