Triunfo por inercia

| Eivissa |

Valorar:
Manu Molina, centrocampista de la UD Ibiza, golpea el balón ante la mirada de Soberón, del Atlético Levante.

Manu Molina, centrocampista de la UD Ibiza, golpea el balón ante la mirada de Soberón, del Atlético Levante.

Marcelo Sastre

La UD Ibiza sacó adelante, con más complicaciones de las previstas, el choque contra el Atlético Levante. El líder tumbó al penúltimo clasificado por la mínima (1-0) gracias a un penalti transformado por Cirio a los ocho minutos y se dispara en la tabla tras pinchar sus perseguidores.
Juan Carlos Carcedo no es precisamente un amante de las rotaciones en gran cantidad, pero ayer sí se atrevió a hacer algún cambio más de lo habitual. Dio la alternativa a Kellyan en la portería, que hizo así su debut oficial, y puso de inicio a Cirio y Sibo. Con Fran Grima aún con molestias físicas, Kike López retrasó su posición al lateral derecho. Javi Lara, por su parte, descansó y vio el encuentro desde el banquillo. A pesar de que acabó jugando en la segunda parte, todo hace indicar que se le reservó para el partido copero del jueves contra el Athletic Club.

Sin el aliento del público en la grada, los primeros minutos casi parecían un entrenamiento, con dos equipos más voluntariosos que efectivos a la hora de combinar. Los visitantes, que defendían con una línea de cinco hombres atrás, no parecían el penúltimo clasificado y pusieron las cosas complicadas a una Udé que se llevó el primer susto a los seis minutos, en una doble oportunidad que Soberón, al que Rubén le ganó la partida en la carrera hacia la portería, y Blesa, tras robarle la cartera a Sibo y chutar contra un defensa, no supieron aprovechar.

La respuesta celeste fue contundente. En su primera aproximación, Davo cayó en el interior del área en una pugna con Euse y el árbitro pitó penalti. Cirio chutó la pena máxima a la perfección a la derecha del portero para inaugurar el marcador.
Con todo, el duelo siguió por los mismos derroteros, con un cuadro granota que no le perdía la cara al partido. Soberón, en una segunda jugada tras una acción de córner, mandó la pelota arriba pasado el primer cuarto de hora, al igual que Sibo hizo para los ibicencos poco después. Más clara fue la oportunidad de Castel en el ecuador de este primer tiempo, pero también lanzó fuera en un lanzamiento que buscaba la escuadra.
Los visitantes volvieron a meter el miedo en el cuerpo de los pitiusos a los treinta minutos. Kellyan, a la hora de sacar el balón jugado, puso en un compromiso a Rubén, que tapó milagrosamente el disparo de Kochorashvili. El rechace le llegó a Alfredo, que chutó raso a las manos del portero. Respiraban los pitiusos, que pudieron poner tierra de por medio cinco minutos después en la ocasión más clara de todo el partido, casi más que el penalti incluso. Cirio, solo en boca de gol, remató al larguero un centro lateral de Kike López. Increíble. Fue la útima acción reseñable de una primera parte que finalizó con malas noticias para la UD Ibiza al caer lesionado Rubén, sustituido inmediatamente por Pardo.
Reanudación
La segunda parte transcurrió con más pena que gloria. La UD Ibiza no acaba de dominar la situación y el Atlético Levante seguía muy vivo. Las ocasiones de gol escaseaban y las espadas estaban en todo lo alto.
En una acción a balón parado, el cuadro levantinista no anduvo lejos de empatar. Era el minuto 58 y Ferni tuvo un remate franco de cabeza, pero la pelota salió hacia donde estaba el portero.

Más clara fue la oportunidad que tuvo Cantero en el minuto 70, pero su disparo en el interior del área lo despejó Kellyan a córner. Entre medias, Davo había estado a punto de rematar en el área pequeña un centro de Castel tras una buena jugada iniciada por Javi Pérez.
En la recta final, Kike López pudo poner la puntilla cuando la defensa le dejó un pasillo enorme y lo aprovechó para avanzar hacia el área y chutar, pero el disparo se marchó por encima del larguero. Al filo del 90, Villalón volvió a dar un susto a los locales con un cabezazo que se marchó cerca del palo.
Finalmente, el marcador no se movió y los unionistas se apuntaron un triunfo que les permite, además, poner tierra de por medio con respecto a sus dos más inmediatos perseguidores tras el empate sin goles entre el Hércules y el Alcoyano.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.