Balonmano | División de Honor Plata

El milagro casi toma forma

Iriarte y Marc Sánchez se topan con el portero del Torrelavega en la última acción ofensiva de una UD Ibiza HC Eivissa que estuvo a punto de racar un punto contra el líder

| Ibiza |

Valorar:
Bernárdez, de la UD Ibiza HC Eivissa, se prepara para ejecutar un disparo ante la oposición de varios jugadores del Torrelavega.

Bernárdez, de la UD Ibiza HC Eivissa, se prepara para ejecutar un disparo ante la oposición de varios jugadores del Torrelavega.

Arguiñe Escandón

UH IBIZA HC EIVISSA: 25
TORRELAVEGA: 26

La UD Ibiza HC Eivissa estuvo a punto de dar la campanada de la jornada, y posiblemente de la temporada, este sábado contra el Torrelavega, líder y candidato número uno al ascenso a la Liga Asobal. El equipo de Eugenio Tilves tuteó a su rival y tuvo dos disparos para sellar el empate en los últimos segundos de un partido en el que hincó la rodilla por un solo gol (25-26).

[El encuentro entre UD Ibiza HC Eivissa y Torrelavega, en imágenes.]

Parecía imposible que el conjunto ibicenco pudiera sorprender al primer clasificado, un equipo que vuela hacia la máxima categoría nacional. Entre lesiones y problemas para llevar a cabo los entrenamientos por este mismo motivo, hacía falta prácticamente un milagro para puntuar. Y no se produjo por muy poco.

El 0-2 tras apenas dos minutos y medio hacía presagiar el guion más lógico, pero nada más lejos de la realidad. Ángel Rodríguez firmó el tanto de la remontada al cuarto de hora de juego (7-6) y los pitiusos empezaron a creer tanto en sí mismos que superaron a su rival en casi todas las facetas hasta el punto de escaparse de cuatro (14-10, min. 27) y tomar rumbo a los vestuarios con un 16-13 a su favor. Impresionante.

Al Torrelavega no le quedó otra que ponerse el mono de trabajo. No quería tirar el ascenso en la pista del colista. Remó hasta ponerse por delante en el minuto 50 gracias a un parcial 0-4 (20-21).

El duelo entró entonces en una fase de igualdad total, de continuo intercambio de golpes. Los dos sobrevivían sin caer a la lona.

Con 26-27, el líder disputo de un ataque que desperdició en la recta final con pasivo incluido. Quedaban 16 segundos y Tilves paró el partido. Tras el tiempo muerto, Iriarte y Marc Sánchez tuvieron el empate en sus manos, pero emergió la figura del guardameta Marco Krimer para realizar dos intervenciones de mucho mérito y dejar a la Udé sin el premio de los puntos. Eso sí, se llevó el unánime aplauso de la afición, que no dudó en valorar su esfuerzo.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.