Entrevista | Carlos Fourcade | Presidente y entrenador del Inter Ibiza

«Pedimos la igualdad que nunca nos dieron»

| Ibiza |

Valorar:
Carlos Fourcade, médico de profesión y presidente del Inter Ibiza, ayer en su consulta.

Carlos Fourcade, médico de profesión y presidente del Inter Ibiza, ayer en su consulta.

Carlos Fourcade (Cruz Alta, Córdoba, Argentina, 08-02-1977) es el presidente actual y entrenador del primer equipo del Inter Ibiza. Médico de profesión, el argentino creó el club interista y ha visto cumplido uno de sus objetivos principales: dar el salto a Tercera RFEF. Eso sí, solicita una serie de mejoras para que su entidad pueda funcionar bien después del salto de categoría y el aumento de secciones.

—¿Cómo está la situación actual del Inter Ibiza en cuanto a sus peticiones para el uso de Can Cantó?
—Igual que siempre. No hay absolutamente nada. En la última reunión nos pidieron que pasáramos la petición por escrito, lo cual hicimos la semana pasada vía telemática. No hemos recibido ninguna contestación ni hay aún obras en Can Cantó. Se empezó a pintar y no sé por qué, ya que lo que menos falta hace es pintura. Por otro lado, el club lleva siete años y nunca dispuso de un bar, siendo el único club de fútbol en Ibiza que no tiene. Nuestra petición es esa. ¿Por qué no podemos disponer de un bar? Nunca nos han sabido contestar.

—¿Considera que es un elemento importante para su club?
—El club creció sin ayuda y el bar nos ayudaría. Hemos crecido en disciplinas, categoría y número de socios sin ninguna ayuda salvo la de alguna subvención. Ahora, estando en Tercera, excusas no se pueden poner. No tenemos nada contra el club de al lado, con el que compartimos el campo. En este momento, si no nos lo dan, creemos que habría algún otro, que siempre en sí lo creímos, pero este es el momento de pedir y nos lo tienen que dar porque no vemos motivo para lo contrario. Si no nos lo dan, pedimos una explicación. En la reunión se preguntó y no sé por qué no se respondía a la pregunta.

—¿El Ayuntamiento les ofreció compartir el bar con el Rápid?
—Un porcentaje. Básicamente, compartirlo, pero los años anteriores no se compartió. No es que no queramos darle nada al equipo de al lado; es que el de al lado nunca nos dio nada a nosotros. Teníamos un equipo en Regional que llevaba mucha gente en partidos importantes, con Can Cantó lleno, y eso usufructuaba el club del bar y nos daba cero euros. Pero no está solamente el problema del bar.

—¿Qué más cuestiones hay en juego?
—Creemos que se nos tiene que dar la importancia que merecemos o la igualdad que nunca nos dieron. Nunca pedí más de lo que tienen otros clubes. Hubo un momento en que todos estábamos a la misma altura: la UD Ibiza, el CD Ibiza... Todos con su campito, su oficina y su bar. El Inter nunca tuvo nada. Hace siete años que el Inter no tiene nada. No puedes ni entrar a nuestra sala de material, de 3x4 metros y con una ventana de 20x20. La sala del Inter es mi camioneta, donde tengo balones, petos, ropa... De lo que me quejo es de que no tenemos igualdad. Lo dije ya hace siete años y parecía un loco que pedía, hablaba y gritaba. Yo sé que en algunos momentos no actué como debía y toda la sanción disciplinaria y monetaria e saldó y ya está. Parece que se sigue penando y no sé quiénes son ellos para penarlo.

—Junto al bar y la sala de material, reclaman la oficina grande. ¿Correcto?
—En sí no es una oficina grande. Era un baño. Los errores empiezan hace tiempo. El bar lo tenía Addif cuando el Inter ya existía. Nos avisaron que lo iban a dejar, por si queríamos pedirlo. Por entonces, compartíamos campo con el Insular. Todo esto lo tengo en papeles y e-mail. Lo pido y me dicen que no, que es para el Insular por ser más antiguo y tener más categorías inferiores. Cuando se tiene que ir porque lo absorbe el CD Ibiza, el Rápid tiene que bajar de Can Misses a Can Cantó y lo hace con la condición del bar, porque ya lo tenían en Can Misses. El señor [José Antonio] Bonet se lo dio sin avisarnos de nada. Éramos un cero a la izquierda y lo seguimos siendo visto lo visto. Vino el Rápid y, como no tenía oficina, el baño de hombres se bloqueó y se hizo una ahí. Nosotros pedimos una oficina más grande porque la nuestra es de 2x2 literal y sin ventana. Creemos que, con todas las divisiones que vamos a tener y un equipo semiprofesional, necesitamos ese lugar, el que está al lado del bar.

—Me consta que se enteraron por fuera de que la sección de rugby no iba a jugar en Can Misses. ¿Es cierto?
—Sí. Las palabras no fueron que nos teníamos que ir de Can Misses, sino que teníamos que estar en Can Cantó, lo cual es lo mismo. Nos enteramos por medio de Toni Roig. El presidente de la Federación Balear de Atletismo le llamó porque había hablado con Amadeo Salvo y le había dicho que el único equipo de rugby que entrenaría o jugaría en Can Misses 3, que es como llaman ahora al campo de la pista de atletismo, sería el de él, el Ibiza CR. Luego, en la reunión me lo confirma el Ayuntamiento.

—Estas peticiones de Can Cantó y el traslado de la sección de rugby la avanzamos la semana pasada, pero Elena López ha dicho en una entrevista con este periódico que no era del todo así y que incluso usted lo dijo. ¿Ha hablado con ellos de esto tras la noticia?
—A mí me llamó Bonet a la mañana de su nota, diciendo que por qué había dicho lo del rugby. Le expliqué que él me había dicho que íbamos a Can Cantó. No me dijo que no iba a entrenar en Can Misses, sino que íbamos a Can Cantó, lo cual es lo mismo. Pero eso es lo de menos. Hay un trasfondo más importante. Aquí lo que hay que hacer es ponerse a trabajar, que no se está trabajando.

—¿Cuáles son sus sensaciones tras esa reunión y la petición por escrito?
—Veo poca predisposición al diálogo y no sólo ahora. Esto nos lo tenían que haber dado antes. Hay un agravio comparativo con el Inter que es terrible. Los de la Udé, en las pruebas que está haciendo, me dijeron: «Carlos, es una vergüenza lo que tienen ustedes». Yo no tengo nada contra la UD Ibiza, el CD Ibiza o el Pitiús. Yo quiero lo que tuvieron los otros en esta situación. Los líos que tenga cada uno, que se los arreglen. Hay una ley del deporte que habla de la igualdad. ¿Por qué cuando vino la UD Ibiza al principio le dieron Can Misses y a nosotros Can Cantó cuando teníamos un año más de antigüedad? La explicación de Bonet fue que eran nuevos.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

rafalerpagès
Hace 3 meses

Toda la razón para este señor, a veces lo nuevo es radioactivo y a veces con promesas y dinero sonante por delante es el manà, el Sr. Bonet haría bien en empezar a seleccionar sus "batallitas dialécticas" y los emails pueden borrar de un plumazo donde dije digo digo Diego, más seriedad al Ayuntamiento y soluciones ya, cada vez queda menos tiempo para reaccionar ante tal catálogo de despropósitos.
Valoración:5menosmas

Ciudadano de Vila
Hace 3 meses

Si no hay un besamanos, se cede la mitad del palco y no se habla con Ximo Puig no hay que hacer con Rafa I de la UD
Valoración:-1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1