Amadeo Salvo, presidente de la UD Ibiza, y Rafa Ruiz, alcalde de Ibiza, durante la firma del convenio de cesión de Can Misses. | Irene Arango

12

Los lectores de Periódico de Ibiza y Formentera han recibido un veto parcial por parte de la UD Ibiza desde hace algunas semanas. El club celeste ha limitado el acceso a la información a este rotativo. Por ejemplo, no se le conceden entrevistas, algo que la entidad unionista sí permite a otros medios de comunicación.

Tal y como indica la Real Academia de la Lengua Española , el veto es el «derecho que tiene una persona o corporación para vedar o impedir algo». En este caso, la Udé, desde hace ya varias semanas, impide que Periódico de Ibiza y Formentera pueda realizar entrevistas personalizadas como las que en los últimos días se han podido leer en otros medios. Manu Molina, Javi Pérez y Ángel Rodado por ejemplo, han podido pronunciarse para medios como Diario As o Diario de Ibiza.

Periódico de Ibiza y Formentera tenía apalabrada una entrevista con Fernando Soriano a la vuelta de las vacaciones. Finalmente, ha sido denegada. El lunes, este rotativo solicitó formalmente una entrevista al centrocampista Manu Molina, un jugón dentro y fuera de los terrenos de juego que acaba de volver a jugar en esta pretemporada tras superar un tumor testicular. La respuesta recibida fue la siguiente: «De momento, no es posible. Quizá se pueda dejar para más adelante». Este periódico preguntó, por partida doble, cuándo sería esa fecha dado que sí se pueden leer entrevistas en otros medios que lo solicitan. La respuesta tomó forma de silencio.

Para la información diaria, este rotativo también se ha visto desplazado. El primer día de pretemporada, se solicitó a la responsable de comunicación, entre otros puntos, saber qué jugadores habían vuelto y si había alguno del filial. Se negó la información y se nos emplazó a las redes sociales del club.

Estas piedras en el camino nos llevaron a preguntar si hay algo en contra de Periódico de Ibiza y Formentera. Poco menos que se nos insinuó que, para obtener entrevistas y reportajes, hay que seguir otro camino. Este viernes, se trató de obtener una razón a este veto parcial, trato discriminatorio o limitación informativa. Llámenlo como deseen. Se nos argumentó que no existe tal veto, que disponemos del mismo acceso a ruedas de prensa y comunicados que los demás, pero se nos matizó que la línea de comunicación la marca el propio club.

De todos es sabido que esta actitud viene desencadenada por el debate generado por el convenio de cesión de uso del estadio de Can Misses, que ha producido una fractura deportiva entre diferentes clubes y el Ayuntamiento de Ibiza. Y, aquí, en este periódico, se ha dado voz a todos los que han querido pronunciarse sobre él. No lo quiso hacer la Udé, a la que nos dirigimos el 30 de junio para que nos transmitiera su opinión sobre lo que el resto de clubes implicados argumentaban. Sí habló, en cambio, Elena López, concejala de Deportes de Vila, que dio su punto de vista sobre este punto y otros más. Como debe ser.

Luego, como sucede en todos los medios, se puede tener una opinión u otra, todas ellas respetables. La línea editorial de este rotativo se ha mostrado crítica con la gestión llevada a cabo por el Ayuntamiento de Ibiza. Unos estarán de acuerdo; otros, no. A unos les gustará más; a otros, menos. El pluralismo es lo que tiene.

No se trata de ‘estás conmigo o contra mí’. Una entidad deportiva profesional debe estar por encima de la diferencia de opinión y no debería tratar de condicionar a un medio haciéndole ver que debe seguir otro camino para acceder a entrevistas o reportajes.

Aquí no se tiene nada en contra de la UD Ibiza, como tampoco se tiene nada en contra de la Peña Deportiva, el CD Ibiza, el Club Bádminton Pitiús, el Handbol Club Eivissa y un largo etcétera. A todos los deseamos el mayor de los éxitos. Pero si tenemos que dar a conocer los diferentes puntos de vista que pueda tener un caso como el de Can Misses, lo hacemos; no los silenciamos. «El trabajo de la prensa es obtener noticias y publicarlas: y, como dijo una vez William Randolph Hearst, ‘noticia es algo que alguien querría suprimir’», afirmó Brian R. Roberts en The Journal en 1953.

Los mismos que hemos dado voz a los del ‘caso Can Misses’ somos los que abrimos el periódico en su día con innumerables páginas en la visita del Barça y los mismos que hicimos un especial durante toda la semana de la última eliminatoria por el ascenso a Segunda División. Seguiremos intentando dar toda la información posible de la UD Ibiza. Es nuestro deber.