Una imagen tomada en las pistas polideportivas situadas en la parte trasera del pabellón de sa Blanca Dona.

0

Un pabellón secundario está proyectado para comenzar a construirse en 2023 en el complejo deportivo de sa Blanca Dona. Se trata de una especie de sala multidisciplinar cubierta que servirá para descongestionar el recinto principal y acogerá principalmente a deportes que no giran en torno a una pelota.

El anteproyecto lleva tiempo creado y la Conselleria de Deportes del Consell d’Eivissa, titular de la instalación, tiene presupuestada la redacción del proyecto para el próximo año con el fin de proceder a la licitación. Las obras comenzarían dentro de dos años.

El nuevo pabellón se ubicaría donde actualmente se encuentran las tres pistas polideportivas de cemento al aire libre, en la parte trasera del polideportivo principal. Dichas pistas, a día de hoy, están listas para la práctica de baloncesto, fútbol sala y balonmano.
La nueva instalación deportiva cuenta en su proyecto con una recepción, un almacén y una sala de reuniones. La grada sería de una dimensión similar a la del pabellón municipal de es Pratet, donde se pueden sentar alrededor de 300 espectadores.

Cabe recordar que los equipos de mayor categoría de la isla disputan sus partidos y se entrenan en el actual pabellón de sa Blanca Dona. La UD Ibiza Gasifred, de la Segunda División B de fútbol sala, la UD Ibiza HC Eivissa, de División de Honor Plata de balonmano, y el UD Ibiza CB Pitiús, de División de Honor de bádminton, ya llevan más de un año en esta instalación.

Este curso se ha unido también la UD Ibiza Ushuaïa Volley, como adelantó en exclusiva Periódico de Ibiza y Formentera el 9 de septiembre y confirmó el club en las redes sociales el 20 de ese mismo mes: «Nuevo pabellón de competición para nuestros chicos de Superliga. Los pitiusos se mudan a sa Blanca Dona, un pabellón más grande y más cómodo que el que utilizaban hasta ahora». Eso sí, todavía no ha disputado ningún encuentro liguero en esta instalación y ha jugado los dos primeros en es Viver.

Pero en sa Blanca Dona no solamente se ejercitan dichos equipos. Hay clubes de otros deportes con una nutrida representación que hacen uso tanto de la pista como de sus salas. Con la nueva instalación, se pretende redistribuir a todos y facilitarles horas de entrenamiento en un recinto que también sería cerrado.

A pesar de que su destino principal será para deportes como el bádminton, la gimnasia y las artes marciales, entre otros, el parqué tendrá delimitadas las líneas pertinentes para la práctica de fútbol sala, baloncesto y balonmano. De hecho, podría albergar partidos sin problema.