Ramis, camino del banquillo visitante. | Irene Arango

0

«Hemos ido de menos a más. La primera parte ha sido de poco ritmo por nuestra parte. Ha sido equilibrada. Agitada por la falta que han lanzado al larguero y poco más hemos sufrido en defensa. Estábamos bien posicionados, pero en ataque nos faltaba un poco de ritmo. En la segunda parte creo que hemos estado mejor y hemos tenido más opciones de gol. Creo que el empate es justo, aunque en la segunda parte ellos han sufrido más y nosotros hemos estado bien defensivamente. Sus llegadas fueron errores nuestros en el pase», resumió Luis Miguel Ramis.

El técnico del Tenerife señaló que la alta carga de partidos le había obligado a mover el once: «Los niveles de carga van pasando factura y no queremos lamentar que luego haya jugadores con problemas musculares. Los jugadores tienen su límite y nuestra misión es intentar reconocerlo. Todos mis jugadores me dan confianza para poder participar».