Un lance del partido de este sábado entre UD Ibiza Ushuaïa y Teruel. | Irene Arango

0

UD IBIZA USHUAÏA: 3
TERUEL: 1

Ver para creer. Quién ha visto a este equipo hace un mes y quién lo ve ahora. El cambio de entrenador ha provocado un lavado de cara de un equipo que navegaba directo al descenso y que ahora parece totalmente nuevo. La UD Ibiza Ushuaïa que está firmando la peor temporada de su historia se impuso este sábado con solvencia al Teruel (3-1). La sorpresa es mayúscula teniendo en cuenta la imagen ofrecida este curso. Es cierto que hubo brotes verdes la semana pasada ante el Unicaja, pero nadie se esperaba este cambio tan drástico.

El partido comenzó con un Teruel dominante, que aprovechó los fallos de los ibicencos para llevarse el primer set (17-25) tras dominarlo con solvencia desde el principio.

El duelo cambió en el segundo parcial que fue cuando los celestes despertaron. Salieron muy fuerte y pronto pusieron una ventaja de cinco tantos en el marcador (10-5). La diferencia no solo no se redujo si no que alcanzó los siete puntos, dando tranquilidad en el juego a los locales que terminaron cerrando el parcial por 25-20.

Con la igualdad en el marcador, el tercer set fue un intercambio de golpes en sus primeros compases. Ninguno de los dos equipos conseguía escaparse en el marcador. Fue así hasta el ecuador cuando, la UD Ibiza Ushuaïa logró abrir    hueco, una distancia de cinco puntos que logró mantener para guardar en el bolsillo un set que ya significaba un punto clasificatorio muy valioso.

Foto: Irene Arango.

Pero los locales no se conformaron con eso y olieron la sangre de un Teruel tocado. Salieron a cerrar el partido y con un 3-0 de inicio ganaron aún más confianza. El Teruel se intentó agarrar al partido y aguantó hasta el 18-17. Desde ahí siete puntos seguidos para los locales para cerrar el 25-17 y lograr una victoria vital en sus aspiraciones de mantener la categoría. Los ibicencos salen del descenso, pero jugando así, lo lógico es que ganen muchos más partidos y no haya que pasar apuros a final de temporada.