Los jugadores de la UD Ibiza, durante un entrenamiento de esta semana. | UD Ibiza

0

Tras un fin de semana sin competición, la UD Ibiza quiere retomar la liga como la dejó, con victoria. La llegada de Jémez ha dado un vuelvo a la situación y un equipo al que le costaba hacer gol se ha desatado. Dos victorias en dos encuentros es un inicio ilusionante, pero los celestes quieren confirmar esas buenas sensaciones en un escenario como La Rosaleda y ante uno de los mejores locales de la categoría, el Málaga.

El choque que comenzará a las 21.00 horas será un duelo entre dos equipos que suman los mismos puntos (31), pero con trayectorias diferentes. Mientras que los andaluces son uno de los mejores locales –24 puntos en casa–, los ibicencos son uno de los mejores visitantes con 17 puntos a domicilio. Solo Almería (20) y Tenerife (19) han sumado más lejos de sus estadios.

El Málaga está destacando por un buen fútbol ante su público y no será fácil para los de Paco Jémez hacerse con el control del esférico, algo que sin duda intentarán. El técnico celeste siempre quiere ser protagonista y seguramente en La Rosaleda no será una excepción.

La dinámica es muy positiva tras ganar a dos equipos de la zona baja y con ciertos destellos de lo que pretende el nuevo entrenador. Así pues, se espera que no cambie demasiadas cosas en la alineación.

La máxima de que cuando algo funciona es mejor no tocarlo. Sí habrá que hacer una modificación, pero esta será obligada. Javi Lara, positivo en COVID-19, no viajó este viernes con el equipo y Jémez tendrá que buscar una pareja de baile para Pape Diop, titular desde su llegada al banquillo. En la rueda de prensa, aseguró que ya sabe por quién apostará, pero no hizo público el nombre. Manu Molina, Javi Pérez y Kevin Appin esperan su oportunidad.

Por características, parecería que Manu Molina parte con ventaja al ser jugador con mayor manejo de los tiempos. Aunque podría apostar por jugadores con más recorrido o fuerza para hacer frente a un equipo muy dinámico.

Mala racha
Si la Udé atraviesa un momento dulce, el Málaga todo lo contrario. Son tres jornadas sin ganar como local, en las que ha sumado un empate contra el Sporting en su último partido en La Rosaleda. Sí es cierto que por el medio logró una victoria en Alcorcón que dio aire a un equipo, que no hace tanto pasó por momentos complicados, llegando la afición a pedir la dimisión del técnico José Alberto.