0

Hace tiempo que la UD Ibiza ya no se preocupa por las posiciones de descenso, pero lo cierto es que la permanencia todavía no está cerrada. Eso sí, aunque las matemáticas todavía no lo dirán, una victoria dejaría la salvación lista para sentencia. Así están las cosas y la visita de esta tarde (18.15 horas) al Amorebieta es una buena oportunidad para cerrar el objetivo en este primer año en el fútbol profesional.

No será fácil traerse los tres puntos de tierras vascas porque en frente estará un equipo que se juega la vida. El Amorebieta está herido de muerte y agota sus últimas opciones de mantenerse en la categoría. Tienen un déficiti de nueve puntos con la salvación que les obliga a sumar de a tres.
Estos dos debutantes en la categoría llegan a este duelo en malas dinámicas. Los de Paco Jémez encadenan cuatro partidos sin conocer la victoria, pero mucho más hondo es el bache que atraviesan los vascos, que no ganan desde el mes de enero –cuatro puntos de 28 posibles–, algo que les obligó a cambiar de entrenador a principios de marzo.

Bajas

El nuevo técnico, Hartiz Mújika, no ha conseguido dar con la tecla y sus opciones de permamencia se escapan. Para este encuentro, los vascos recuperan a algunos de sus jugadores más importantes como Larrazabal, Javi Ros y Andoni López. No estará Óscar Gil que es baja por sanción.
Por su parte, en la UD Ibiza los quebraderos de cabeza están en la defensa, donde Paco Jémez no podrá contar con sus dos centrales titulares: Goldar y Juan Ibiza. Se espera que Gálvez, que esta de regreso de su lesión pueda ser de la partida, pero tampoco se descarta que el técnico pueda buscar alguna alternativa poniendo en el centro de la zaga a Morillas o Fran Grima.