Paco Jémez, durante la rueda de prensa de este sábado. | Tomás Sánchez Venzalá

1

Paco Jémez, entrenador de la UD Ibiza, es consciente de que la permanencia está en el bolsillo y no cierra la puerta a la opción de alcanzar la zona de playoff. Por eso, aseguró este sábado que su equipo acude este domingo a Burgos con la intención de ganar para «volver a ilusionarnos y poder soñar».

El técnico celeste afirmó que los suyos trabajarán hasta el final por «dejar al equipo en la mejor posición posible». Para ello, será crucial ganar en tierras burgalesas, una misión que pocos han cumplido: «Estamos encantados de ir a un sitio donde otros no han sido capaces de ganar. Esos retos nos gustan. Entendemos que tenemos que hacer las cosas muy bien para ganar».

Sobre el rival, indicó que está cuajando «una temporada fenomenal». «Prácticamente se ha salvado y en casa ha labrado todos sus méritos. Es un campo bonito, donde la gente achucha y hay un buen ambiente de fútbol», continuó.

El entrenador unionista dejó claro que su equipo se entregará hasta el final independientemente de que hayan logrado la permanencia virtualmente y pudiera disiparse el sueño del playoff: «Hay cosas más importantes que quedar sextos u octavos, y es la profesionalidad. Tenemos mucha gente a la que atender cuentas. Como entrenador estaré pendiente de que nadie crea que esto se ha acabado un mes antes».