Los trabajos para adecuar el terreno ya están en marcha. | Marcelo Sastre

1

«Para hacer algo mal, mejor no hacerlo», resumió Biel Gili. El presidente de la Federación de Atletismo de las Islas Baleares no salía este viernes de su asombro al ver lo que está ocurriendo en Ibiza con su deporte y la falta de diálogo para llegar a buen puerto. «Me siento engañado porque ofrecen una solución que no es tal. He hablado con los técnicos de lanzamientos de la Federación y me dejaron muy claro que este nuevo equipamiento será escaso, muy estrecho, y peligroso. No tiene sentido que los dirigentes políticos no hablen con el atletismo cuando van a hacer una instalación para este deporte», razonó.   

Todo esto después de que el mundo del atletismo se indignase por la publicación en las redes sociales de la concejala de Deportes y primera teniente de alcalde, Elena López. «La zona de lanzamientos será para entrenar. Obviamente será segura siempre que se quiera usar con responsabilidad», defendió, eximiendo así de responsabilidad al Patronato y al Ayuntamiento sobre la peligrosidad de la que advierte el atletismo. El mensaje prácticamente señala que si ocurre un accidente será porque los atletas no han sido responsables.

El principal problema está en las dimensiones que tendrá este área de lanzamientos. La zona de martillo alcanza los 45 metros de largo, pero no respeta el ángulo de caída en las distancias más alejadas. Esto último puede ser peligroso ya que los lanzamientos podrían superar las vallas y caer fuera del recinto habilitado poniendo en riesgo a posibles viandantes. Hay que tener en cuenta, además, que los martillos de entrenamiento tienen un peso menor y se alcanzan distancias más largas. Peor es la situación de la jabalina, con menos de 30 metros de zona de caída, aunque actualmente en Ibiza no hay deportistas de esta disciplina.

También cabe señalar que López acompañó su publicación de un vídeo de una zona de lanzamientos de Almería, una instalación que nada tiene que ver con la que se pretende construir en Ibiza. De hecho, el espacio que puso López como ejemplo está destinado a lanzamientos de peso y disco, no siendo apta para la jabalina y el martillo.

Es más, este tipo de instalaciones en las que se lanza contra una red suelen ser complementarias a las otras, ya que son muy válidas para perfeccionar la técnica, pero un entrenamiento completo también debe permitir que se midan los lanzamientos para valorar la progresión de los atletas en el día a día.

Entrenar en condiciones

Otro aspecto que no sentó bien a los técnicos de la Federación Balear es que la concejala, poco menos que pide que se entrene de manera suave para evitar accidentes. «Cualquier persona que ha hecho deporte sabe que se debe entrenar en condiciones para poder progresar. No solo en atletismo, en cualquier deporte. ¿Cómo le vas a decir a un lanzador que no se esfuerce y que lance flojo? ¿Dónde está la mejora?   

Por último, desde el atletismo señalaron que ellos están a favor de que se hiciese este tipo de equipamiento, pero en unas condiciones «aptas y no peligrosas». «Yo no soy un experto en lanzamientos, pero nuestros técnicos me han explicado que con esas dimensiones, el área de lanzamiento servirá para iniciar a los atletas, pero no será válido para que entrenen aquellos que ya lleven un tiempo dedicándose a estas disciplinas. En las condiciones que están previstas apenas se podrá utilizar y será un despilfarro de dinero», concluyó Gili.