Jesús Jiménez posa con la camiseta del CD Ibiza.

1

Jesús Jiménez (Puertollano (Ciudad Real), 23-01-1978) es el secretario y asesor jurídico del CD Ibiza desde junio de 2021. Este miembro de la directiva analiza la situación actual de un club que se está jugando la fase de ascenso a Primera RFEF y que solicita un día más de entrenamiento en Can Misses 3.

—¿Qué le parecen las declaraciones de Elena López en las que dice que no va a verles jugar porque han llevado al Ayuntamiento a los tribunales?

—Lo que más nos ha sorprendido es que pida a los otros concejales no acudir. Si esta enfadada porque hemos recurrido, tiene que acordarse de que si recurrimos es, entre otros aspectos de carácter legal, porque el convenio denunciado favorece injustificadamente a la UD Ibiza, dándoles la explotación exclusiva de un estadio de titularidad pública municipal en el cual jugábamos antes que ellos, y obligándonos a nosotros a pedir a ese club de la ciudad cuándo y cuántas veces podemos entrenar en un estadio municipal. Y esto no nos parece nada razonable en el ámbito deportivo. También fue porque nos hizo promesas que no cumplió. Me gustaría saber cómo reaccionaría Elena López si un juez nos diese la razón.

—Más allá de estas palabras, si mal no recuerdo estaban negociando un convenio para su club. ¿Cómo va?

—Pues la verdad, esperando que respondan. La última vez que les enviamos nuestro borrador fue el 11 de abril. Llevamos en esto desde septiembre. Aunque ya han demostrado que a veces sí saben ir deprisa. El informe del Patronato del 4 de junio pidiendo un convenio con la UD Ibiza, se firmó el 5 de junio. Nos hemos puesto de acuerdo sobre Can Misses 2, pero no sobre Can Misses 3 porque quieren que aceptemos el convenio que cerraron con la Udé en las condiciones en las que ahora lo están aplicando. Eso nos perjudica de manera grave y, a nuestro entender, no se está respetando el contenido del propio convenio. Además, lo que quieren que firmemos son puntos que nos causan un perjuicio en comparación con la UD Ibiza.

—¿Por ejemplo?

—Pues el convenio con la UD Ibiza apunta que podrán transformarse en Sociedad Anónima Deportiva y en el convenio que nos proponen se apunta que si el CD Ibiza se trasforma en Sociedad Anónima Deportiva nuestro convenio se anulará. Vemos esto como una diferencia de trato por parte del Ayuntamiento de cara a dos clubes de la ciudad.

—También dice que no se respeta el convenio firmado con la UD Ibiza. ¿Por qué?

—Pues porque llevamos meses pidiendo entrenar dos veces a la semana cuando jugamos en césped natural y el Ayuntamiento no responde nunca a nuestras peticiones ante la sistemática negativa de la UD Ibiza. Por eso, hemos tenido que valorar la posibilidad de acudir a los tribunales por incumplimiento de la cláusula del convenio de uso con la Udé que regula nuestros entrenamientos y que establece que podemos entrenar como mínimo una vez las semanas que juguemos en césped natural. La UD Ibiza, con la tolerancia aparente del Ayuntamiento, lo considera como máximo y no como mínimo, cuando lo que claramente establece el convenio es un mínimo.

—Pero el convenio ya está denunciado.

—Hemos puesto una denuncia sobre la legalidad de este convenio, pero como es lógico, hasta que no se pronuncien los tribunales, el convenio se encuentra vigente y debe respetarse, sobre todo por los que lo han firmado. Ahora, la situación es más grave porque el convenio no se está respetando y eso va en perjuicio del CD Ibiza tanto a nivel deportivo como económico. A nuestro entender, como el Ayuntamiento es conocedor del incumplimiento de la UD Ibiza, debería actuar y velar por el debido cumplimiento de ese convenio.

—Habla ahora de economía. ¿Han estimado el perjuicio económico?

—Sí, nos han quitado calidad de entrenamientos, disminución de la afición e inversores. Valoramos el posible perjuicio en una cifra entre los 300.000 y los 500.000 euros. Además, no comprendemos que estando en playoff, jugando en casa y con el campo libre y a disposición, sin que molestemos a nadie, nos impidan entrenar en él más de una vez por semana en las semanas que permite el convenio. El Ayuntamiento tiene que ayudar a los clubes de Vila. Estamos en unos momentos en los que la UD Ibiza tiene su plaza asegurada en Segunda División, algo de lo que nos alegramos sinceramente por su repercusión positiva en la isla. Sin embargo, el CD Ibiza puede    subir de categoría y entendemos que el Ayuntamiento tiene que hacer todo lo que pueda por ayudar. Entrenar mañana –hoy para el lector– por la mañana, día que la Udé viaja, no les perjudica en nada. Si el convenio habla de un entrenamiento mínimo, quiere decir que, en ciertas circunstancias, ahora más que nunca, el CD Ibiza podría entrenar jueves y sábado, por ejemplo.

—Entiendo que habían pedido entrenar este sábado.

—Sí, por escrito y con carta de un despacho de abogados externo, ya que a nuestros correos sobre este tema no responden nunca. No responden a nuestra petición de que intervengan entre la Udé y nosotros, lo que vemos como una falta de respeto.

—¿Tampoco han dado respuesta a ese último correo?

—Reconocen que podemos entrenar más de una vez, pero siguen sin obligar a la UD Ibiza a respetar el convenio. Además, comunicamos que, a veces, jóvenes se meten sin autorización a jugar en el campo de Can Misses 3. Nos respondieron con cierta ironía. Dijeron que si entran, será porque la puerta que nos corresponde la dejamos abierta y sin cuidado. La realidad es que son personas ajenas a nuestro club las que han sido testigos de que esos chicos entraban por la puerta principal custodiada por el Ayuntamiento o que se saltaban la valla. Vemos en esa respuesta, una vez más, una desatención y falta de respeto a nuestro club, puesto que el Ayuntamiento no interviene en el punto esencial y más importante que motiva nuestra petición, que es que se respete el convenio.

—Pero quién decide si pueden entrenar uno dos días.

—El presidente de la UD Ibiza y nos dice que si queremos entrenar más, tenemos que retirar la denuncia contra el convenio que interpusimos. Con esto reconoce que podríamos entrenar más, pero condicionándolo a que retiremos la denuncia. Algo que en nuestra opinión podría verse como un chantaje, o al menos se aproxima mucho. Nos dijo el otro día: «Este tema ya os lo hemos contestado muchas veces. La respuesta es siempre la misma. Cumplimos el convenio y se entrena un día por semana cuando jugáis en césped natural». Llevamos desde julio con este cinismo. Elena López dice que podemos entrenar mas de una vez, pero Amadeo Salvo dice que sólo podemos entrenar una vez.

—Entonces se quejan de que no reciben ninguna ayuda del Ayuntamiento.

—Cuando se lo comentamos a Elena López, dice que «tenéis que entender que la demanda ha hecho mucho daño». Es por eso que vamos a valorar de acudir a los tribunales otra vez, ya que no nos queda otra opción después de haber actuado con la mejor buena fe, para intentar que el convenio se respete debidamente. La concejala de Deportes    dice que comprende que el presidente de la UD Ibiza no quiera que el CD Ibiza entrene más. Parece increíble que un Ayuntamiento en un país democrático manifieste comprender una actuación de una entidad que perjudica a otra. Si nos equivocamos, ya lo dirá un juez y, por supuesto, lo acataremos. Pero no comprendemos en qué ni cuándo hemos hecho daño a alguien. En cualquier caso, entendemos que si el presidente de la UD Ibiza no respeta el convenio es obligación del Ayuntamiento velar por su adecuado cumplimiento. La concejala de Deportes declaró a los ciudadanos que estaríamos todos mejor, y vemos día a día que, al menos aparentemente, solo favorecen a un club. Que favorezcan a la UD Ibiza no nos importa. Lo que no aceptamos es que se nos maltrate, porque nuestra actividad deportiva también redunda en el interés general. Este club cuenta, entre fichas, directivos y profesionales, y sin contar los socios, con mas de 500 familias que confían en su destino y aplauden sus actuaciones. Vemos que no nos henos equivocado en nuestra estrategia de privilegiar el fútbol base y nos alegramos de ver las recientes declaraciones de la UD Ibiza que apuntan ahora a hacer lo mismo. Eso es una gran noticia para el fútbol en Ibiza. No se puede castigar a un ciudadano o a una entidad de la ciudad por el legítimo ejercicio de sus derechos, ni condicionar el mayor o menor uso de las instalaciones a que retiremos la denuncia. Es un derecho democrático de cada ciudadano denunciar algo que ve como injusto sin tener temor a que un alcalde o una concejala le castigue día a día hasta que un juez dicte sentencia. ¿Os acordáis de que Elena López dijo que después de nuestra denuncia habrá con el CD Ibiza un antes y un después? Pues es algo que parece confirmarse con sus declaraciones del pleno. ¿Eso es lo que tienen que esperar los ciudadanos de Ibiza cuando no comparten una decisión suya?

—¿No ven neutral la actitud del ayuntamiento entonces?

—Pues no. El alcalde y la concejala de Deportes se vuelcan en las redes defendiendo y dándole publicidad a la UD Ibiza. Incluso la concejala se desplaza a los colegios con jugadores de la UD Ibiza y hace tuits mencionando todo el bien que hace el club en la ciudad, haciendo así unas acciones que incluso se podrían llegar a calificar como comercial en favor de la Udé. Sin embargo, no hace lo mismo en favor del CD Ibiza y debemos recordar que su labor es de servicio público para todos los ciudadanos de Vila, a los que la han votado y a los que no, teniendo la obligación de ayudar a todos los clubes por igual, independientemente que exista una denuncia. También sabemos que no es la actuación de todo el Ayuntamiento, solo de unos representantes. Por nuestra parte seguiremos teniendo mucho respeto a las instituciones de Vila y seguiremos invitando a todos sus representantes a nuestros partidos. Sabemos también que de manera general los representantes y directivos entran y salen y que lo mas importante es mantener a largo plazo la buena relación que siempre hubo entre el Patronato y el CD Ibiza.