Morillas, durante un entrenamiento de la UD Ibiza de esta semana.

0

El ascenso al fútbol profesional conllevó muchas cosas y una de ellas es la medirse a equipos históricos, de esos que en la isla solo se veían por la televisión. Esta tarde (16.00 horas) la UD Ibiza pisará por primera vez El Molinón - Enrique Castro ‘Quini’, el campo más antiguo del fútbol español, inaugurado el 8 de mayo de 1908. Pisará este centenario estadio para medirse a un Real Sporting de Gijón que ha vivido tiempos mejores.

La UD Ibiza se presenta en Gijón con siete puntos de ventaja sobre los asturianos y con los deberes hechos. La permanencia se da por hecha desde hace semanas, pero llegaría de forma matemática si se lograse la victoria. Con un empate o incluso perdiendo podría llegar esa salvación si los resultados en otros campos acompañan.

Más allá de estas cuentas, los celestes saldrán a por una victoria a domicilio que se le resiste desde hace jornadas. Los de Paco Jémez no ganan fuera de la isla desde el 22 de enero cuando golearon al Málaga (0-5).

Un rival herido

En frente tendrán un equipo que vive una temporada para olvidar. El Sporting empezó la liga de manera excepcional llegando a liderar la Segunda División durante varias jornadas. Se postulaba como uno de los candidatos al ascenso y todo se derrumbó. Los asturianos entraron en crisis y el buen juego y los resultados desaparecieron. Se empezaron a hundir en la tabla y de soñar con el ascenso se empezó a mirar con preocupación el descenso. Tienen siete puntos de margen, pero buscan un triunfo que les dé tranquilidad para finalizar la temporada.

El Sporting buscó un cambio de rumbo con un nuevo entrenador, pero este no se produjo. La llegada de José Luis Martí al banquillo no produjo el cambio que buscaban y sus números son de una victoria en nueve jornadas. Unas cifras muy pobres que tienen muy encrespado el ambiente que rodea el club.

En cuanto al capítulo de bajas, la UD Ibiza no podrá contar con Sergio Castel que sigue arrastrando sus problemas en el pie. Tampoco estarán Javi Lara y Álvaro Jiménez que arrastran problemas musculares y desde el club prefieren no forzarles ya que el equipo ya tiene cumplido el objetivo.

Más numerosas son las ausencias en el Sporting que no podrá contar con los sancionados Rivera, Berto y Aitor; ni con los lesionados Babin, Jony y Marc Valiente.