Un instante del entrenamiento del sábado de la UD Ibiza en Can Misses 3. | UD Ibiza

0

La UD Ibiza disputa hoy (Can Misses, 18.15 horas) su penúltimo partido como local de la temporada. El equipo celeste recibe a un Lugo en horas bajas, especialmente a domicilio, con el objetivo de enlazar su segunda victoria consecutiva y tratar de escalar a la novena posición.

El equipo ibicenco no ha perdido en casa en lo que va de año. Con Paco Jémez en el banquillo, los puntos se han resistido a domicilio, pero no en la isla. En este sentido, el míster unionista apuntó que intentarán «mantener la línea», pero no se fía de su rival: «Viene un equipo incómodo y lo que no quiero es que haya una bajada de nivel por nuestra parte».

Sobre el adversario, afirmó que es «un equipo incómodo de jugar». «Se encierra mucho. Físicamente es muy fuerte y domina el juego aéreo. Intentaremos que se juegue a lo que nosotros queremos», dijo.

Lo cierto es que los gallegos no atraviesan su mejor momento. Encadenan tres partidos seguidos sin ganar y 11 a domicilio sin saborear los tres puntos. La última vez que se impusieron lejos del estadio Ángel Carro fue 14 de noviembre del año pasado, cuando se impusieron por 1-3 al Amorebieta.

La Udé tratará de sacar provecho de esta situación e impedir que los lucenses rompan esta racha. El técnico celeste aseguró que están «con muchísimas ganas de ganar otro partido y dar otro paso en la clasificación». De hecho, afirmó que la idea es «mejorar la décima plaza y no perderla». Cabe destacar que hay seis conjuntos a un partido de distancia y que, por tanto, la UD Ibiza puede acabar la liga tanto en la novena posición como en la decimocuarta.

El cordobés piensa que el equipo celeste tiene «el reto de seguir demostrando a la gente que seguimos metidos en la competición y acabar la temporada de la mejor manera posible». «Es lo menos que podemos ofrecer a nuestra gente, que espero que venga y ojalá podamos superar el último número de aficionados», agregó el míster, que considera que aún quedan «muchos retos y alicientes que, a nivel interno, son importantes».

En cuanto al capítulo de bajas, el preparador unionista apuntó que Sergio Castel y Javi Pérez son baja por lesión. Es más, señaló que este último se pierde lo que queda de curso.