Toni Vingut, durante su etapa como piloto de motos de agua. | Pepe Rey

0

Sant Antoni acogerá este fin de semana el Campeonato del Mundo de motos de agua. La cita contará con la presencia de tres ibicencos después de que Toni Vingut confirmase ayer que finalmente sí estará en la línea de salida. Eso sí, lo hace mermado físicamente y sin posibilidades reales de competir. Sí intentarán pelear por acabar en las posiciones de privilegio los otros dos ibicencos: Juan Carlos Palau y Alejandro Prats.

Desde el primer momento, Vingut había mostrado su predisposición en tomar parte en dicho evento, pero la duda estaba en si llegaría a tiempo después de la importante lesión que sufrió en el mes de enero en el Rally Dakar. La recuperación está yendo según lo previsto y, tras probarse el pasado fin de semana sobre la moto de agua, participará.

Mermado

«No estoy al 100 % y no podré competir. Estaré porque es en casa y quiero vivir la experiencia, pero lo cierto es que si fuese en otro lugar del mundo no viajaría», confesó un Toni Vingut, que se mostró ilusionado por poder competir ante su gente.

«Es una pena que esto no se hubiese hecho hace unos años cuando estaba completamente volcado con la motonáutica. Ahí sí hubiese disfrutado a tope porque intentaría ganar», explicó el piloto portmanyí. Vingut fue campeón de Europa en la modalidad de Runabout GP4 en 2016, pero desde hace unos años está centrado en el mundo de los rallys con su quad. Tanto es así que ni siquiera tiene ya una moto de agua y competirá con una prestada. Vingut tomará parte de la categoría GP4 en la que también participarán Prats y Palau. Además, este último doblará y competirá    también en la categoría GP2.

Por último, sobre su recuperación, señaló que todo iba según lo correcto, pero que esta cita llega demasiado pronto: «Si fuese el próximo mes, podría apretar un poquito más, pero en las condiciones actuales tengo que ir con cuidado y evitar correr riesgos». Todo es así, porque Vingut tiene claro que volverá a estar en la línea de salida del próximo Dakar y eso pasa por evitar nuevos contratiempos.