Paco Jémez durante la rueda de prensa celebrada este viernes. | Tomas Sánchez V.

0

Paco Jémez, entrenador de la UD Ibiza, aseguró en la mañana de este viernes que su futuro está en el aire. El técnico comentó que no se han producido avances formales tras la llegada de Miguel Ángel Gómez a la dirección deportiva.

«Lo que tenga que ocurrir se verá en su momento. Si sigo, encantado; si me tengo que marchar, buscaré otro sitio en otro lado. Si me tengo que marchar, no lo haré con ningún rencor. Los entrenadores van y vienen. Pueden estar más en consonancia o no con un director deportivo o presidente, pero en ningún caso va a menoscabar esto en la gran impresión y sensación que tengo de haber venido aquí, a un club modesto que va por buen camino. Ojalá pueda seguir. Yo no me puedo aucontratar a mí mismo», expuso.

Sobre el rival del partido de este sábado (Can Misses, 22.00 horas), el Valladolid, indicó que se trata de «un rival difícil, que está arriba por méritos propios». «Es un equipo que, aunque no ascienda matemáticamente, va a ser favorito para poder ascender luego en la liguilla. Ha hecho una temporada fantástica», dijo el técnico, que no podrá contar con Gálvez, Javi Pérez ni Sergio Castel.

El preparador celeste espera que los suyos ofrezcan una buena imagen y puedan mantener la condición de invicto en Can Misses este año: «Espero que los jugadores den la medida, que nos exijamos, seamos responsables y compitamos al máximo. Si nos tiene que ganar el Valladolid, que demuestre que es mejor que nosotros y no sea por no estar nosotros al nivel. Hay que dignificar la competición».