Sebas Aragonés, en el gimnasio Nirvana.

0

Sebas Aragonés afronta una doble cita competitiva de fisioculturismo en Alicante. Primero, este domingo, tomará parte en al Amix Cup. Luego, el 5 de junio, participará en el Olympia, dentro del peso de 80 a 90 kilos.

El del Nirvana Fitness Center se presentará en tierras alicantinas con 89,5 kilos. En la primera competición, «el objetivo es quedar primero o segundo». En la cita posterior, de mayor nivel, la meta es «finalizar en el top cinco».

El valenciano, residente en Ibiza desde hace tres años, lleva «un año y medio fuerte de preparación» de la mano de Fede Guevara. «Voy a por todas», afirmó el deportisa, que apuntó que lleva«seis años entrenando pero con varios parones».

Aragonés destacó que «el culturismo de competición es un deporte que necesita mucha dedicación». «Realmente, tiempo no te quita mucho. Tienes que hacer tus siete comidas cada tres horas, así como una hora y media de gimnasio. Es un deporte de mucha disciplina, una carrera a largo plazo, y los resultados se ven con trabajo y esfuerzo», explicó.