Agus Ojeda, en Sant Francesc. | S.D. Formentera

0

Agus Ojeda no vestirá la próxima temporada la camiseta del Formentera, pero su nombre estará escrito para siempre en letras de oro en la historia del club. Fue el autor del gol que llevó a los rojinegros por primera vez a Segunda División B. Un hito que hace que desde el propio Formentera se hayan despedido de él como «leyenda». Un gol que es también su momento más especial en la isla. «Es el recuerdo más grande que tengo. Ese gol nos llevó a ascender de categoría y culminó una gran temporada. Fue un momento muy grande. Éramos un vestuario muy unido y fue un momento muy feliz», confiesa.

Agus estuvo seis temporadas en la pitiusa sur. «Cuando te paras a pensarlo… es mucho tiempo. Son muchos recuerdos, muchos alegres, también algunos tristes como el descenso, pero siempre nos quedamos con lo bueno. Me ha tocado vivir muchas cosas. Lo más bonito para mí fue la primera temporada. Fue un año muy bueno en el que se consiguió el ascenso a Segunda División B, ese gol. Jugamos la Copa del Rey y nos enfrentamos a un Primera, algo que jamás pensé que se pudiera dar», recuerda.

En la competición del KO también vivió otro de los momentos más grandes de la historia del club. Fue uno de los jugadores que saltó al césped de San Mamés cuando el Formentera se llevó por delante al Athletic.

En cuanto al futuro, todavía no sabe a dónde le llevará. Aún no cuelga las botas y quiere seguir pegándole patadas al balón. «Vamos con tranquilidad. Ahora, sigo en Formentera trabajando y esperando a ver qué sucede», explica. Una isla en la que dejará muchos amigos: «He conocido a mucha gente en estos años, gente del club, pero también mucha gente fuera del fútbol. Me llevo grandes personas».

La banda izquierda de Sant Francesc fue suya durante muchas temporadas. Este curso no ha tenido tanto protagonismo, pero Agus deja seis temporadas en las que acumuló 150 partidos vestido de rojinegro y siete goles, uno de ellos para llevar al equipo a Segunda B y entrar en la leyenda.