Bodí, del HC Eivissa, se eleva para disparar a la portería del Zarautz. | Arguiñe Escandón

0

La UD Ibiza HC Eivissa cierra este sábado la temporada contra el Guadalajara en el pabellón de sa Blanca Dona (19.00 horas). El equipo ibicenco no se juega nada tras quedarse ya sin opciones de acceder a la promoción por el ascenso a Asobal, pero su rival aspira a finalizar en la primera plaza, la cual actualmente ostenta.

Eugenio Tilves, entrenador de los pitiusos, apuntó que este encuentro se trata de «una fiesta, la despedida de una temporada de notable alto». «El equipo ha trabajado un montón, estando hasta la penúltima jornada con opciones de soñar con la fase de ascenso. Sobre todo, queremos dedicarle el partido y el esfuerzo a la afición y a todo el club, que se lo merecen», dijo.

Sobre los alcarreños, comentó que «es el líder de la competición y no es fruto de la suerte ni mucho menos». «Ha hecho una temporada magnífica y ha conseguido el objetivo del ascenso. Hace muy buen balonmano a base de una gran defensa y una buena portería para, a partir de ahí, correr. Le gusta el contraataque y tiene jugadores de mucha calidad», explicó.

Para este choque, Samu Pereiro no será de la partida por lesión.