El marchador Marc Tur recibe la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo del presidente del CSD, José Manuel Franco. | CSD

1

El Consejo Superior de Deportes reconoció este viernes a Marc Tur con la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, la mayor distinción que entrega el gobierno de España al deporte. José Manuel Franco, presidente del CSD, destacó el «compromiso por la igualdad» del marchador ibicenco y su papel en «la lucha de hombres y mujeres en favor de la igualdad y para reconocer los valores del deporte más allá de la orientación sexual del deportista».

Por su parte, Tur se mostró feliz por el reconocimiento y recordó su actuación en los Juegos Olímpicos de Tokio: «Me siento muy orgulloso y muy contento. No me lo esperaba. Mucha gente se merece esta medalla también. Por un lado mi actuación en los Juegos marcó un antes y un después. Esa competición reflejó el esfuerzo y sacrificio de tantos años de dedicación al atletismo. Fue una prueba agónica de 50 kilómetros en la que cuerpo y mente me llevaron a una extremo y unos límites que no sabía que podía tener. Luché por la medalla, pero nueve segundos me separaron de un bronce».

«Por otra parte, siempre estaré del lado de la igualdad, respeto y tolerancia frente al odio que tantas veces se puede comprobar en esta sociedad. En el deporte hay valores que deben estar presentes. Tenemos la suerte de vivir en esta época y lugar, pero no debemos olvidar a aquellos que han luchado por estar donde nos encontramos. Mi historia solo es una más en la lucha por los derechos LGTBI. Cada granito cuenta, porque en muchos casos a más de uno nos hubiera gustado tener un desarrollo personal sin prejuicios ni estigmas, porque visibilizar es normalizar. Como dice mi entrenador, primero somos personas antes que deportistas y nunca debemos olvidarlo», continuó.

Un ejemplo

José Manuel Franco, presidente del CSD, dijo que la concesión de esta medalla permite «continuar la senda en favor de la igualdad, diversidad e inclusión». «Ahora cobra fuerza el lema irrenunciable ‘Iguales en el deporte’. No vamos a renunciar y guiará nuestros pasos ahora y siempre. Trabajamos para que las igualdades se aprecien y las desigualdades se diluyan», dijo Franco, en su discurso de «agradecimiento» a Marc Tur.

«Cuando dijiste que eras gay contribuiste a aceptar un mensaje de aceptación y respeto, dos cosas imprescindibles en el deporte y la sociedad. Ponemos en valor tu valentía por expresaros como sois, algo que parece sencillo pero que no lo es, y algo que a la sociedad española todavía le cuesta aceptar. El deporte ofrece un altavoz que bien utilizado convierte a los deportistas en referentes para miles de personas», confesó.

«Tu visibilidad ayuda a vencer miedos, inseguridades y determinadas incomprensiones. Ninguno debería ser víctima nunca de una agresión homófoba o tránsfoba, ni ningún adolescente debería sufrir bullying por su condición sexual. Con esta medalla quiero que te conviertas en punto de apoyo para la juventud. Tu visibilidad nos permite combatir la homofobia», concluyó.

También estuvo presente la subdirectora general de Mujer y Deporte, Bárbara Fuertes, quien comentó que el reconocimiento que recibió Marc Tur tiene «una doble dimensión» por su «éxito deportivo» y por haber «emprendido una carrera por la dignidad y la igualdad» que le ha «convertido en un ejemplo a seguir».

Fuertes destacó que el caso de Marc Tur incentiva a «muchos niños y niñas a que adquieran esa seguridad a través de un instrumento y un aliado como el deporte», y que ha «abierto una puerta para muchos deportistas, pero también para muchos niños y muchos jóvenes, que han estado silenciados y ahora tienen una voz».