Skuja penetra a canasta durante un lance del partido entre el CB Sant Antoni y el Menorca de la temporada pasada. | Irene Arango

0

El Club Bàsquet Sant Antoni quedó encuadrado nuevamente en el Grupo Este de la LEB Plata, categoría en la que competirá por segunda temporada consecutiva después de su histórico debut en la 2021-22. En la nueva campaña, los pitiusos se verán las caras con otros dos conjuntos baleares: el Menorca Bàsquet –contra el que ya se cruzó el curso anterior– y el CB Imprenta Bahía San Agustín –ex Palmer Alma Mediterránea Palma, descendido de la LEB Oro–. Los derbis serán uno de los muchos alicientes que se esperan en una Liga tremendamente exigente y competitiva.

La comunidad que más equipos aporta es Cataluña, con cinco escuadras en la conferencia: CB Cornellà, CB L’Hospitalet, CB Salou, CB Mollet y CB Prat. Igual que Baleares, de la Comunidad Valenciana se encuentran tres conjuntos: el Maderas Sorlí Benicarló, el CB Alginet y el CB L’Horta Godella. Además, aparecen el CB Peñas Huesca (Aragón) y el equipo filial del Gran Canaria (Canarias).

Entre los rivales, el Alginet evitó finalmente el descenso después de que el Santurtzi, que había ascendido, tuviera que renunciar a su plaza por no conseguir los apoyos necesarios. También permutó su puesto el filial del Barcelona, que lo ha ocupado el Salou.

Desde el CB Sant Antoni aseguraron que afrontan «una temporada cargada de ilusión, en la que el objetivo será seguir creciendo tanto a nivel social como deportivo». Carles Flores seguirá como entrenador de una plantilla que ya ha sufrido varias modificaciones. Dani de la Rúa (Canoe) y Alejandro Zurbriggen (Alginet) han sido los dos primeros fichajes realizados por la entidad sanantoniense, en cuya primera plantilla no continúan Slezas, Thompkins, Smith, Antúnez, Bilalovic, Skuja ni Harguindey. Haro, Carreño, Grimau y Medori sellaron su renovación.