Raúl Barroso posa en la ciudad deportiva del Granada.

0

La UD Ibiza arranca este domingo (19.30 horas) su segunda aventura en el fútbol profesional ante el Granada. No será ni mucho menos un duelo sencillo, pues los andaluces son uno de los equipos llamados a pelear por el ascenso. Si hay un ibicenco que conoce bien el Granada y su entorno, ese es Raúl Barroso (Ibiza, 23-05-1985). De hecho, conoce las dos casas pues el curso pasado fue entrenador del San Rafael, filial de la Udé, durante el primer tramo de liga tras haber salvado al equipo el año anterior.

Tras su fallida experiencia en Ibiza, el técnico ha regresado al organigrama granadino para ponerse al frente del juvenil B. «Tuve la suerte de estar muchos años aquí en el Granada, ahora he vuelto otra vez y como hace poquito estuve en Ibiza conozco a los dos bastante bien», reconoce Barroso, que confiesa que vuelve a «disfrutar» del fútbol tras su temporada complicada en Ibiza: «Estoy con mucha ilusión, en cuanto me llamaron no lo dudé. En Ibiza acabé decepcionado, sentí que era algo muy personal al volver a casa y querer hacerlo lo mejor posible. No se dieron bien las cosas por equis motivos y volver aquí a Granada ha sido volver a ilusionarme».

En cuanto al conjunto nazarí, no oculta que el objetivo es regresar a Primera División: «Evidentemente al club le gustaría muchísimo ascender, pero con precaución. Sabemos que es una categoría muy difícil, muy complicada. Hay que ir día a día, la plantilla se está reconstruyendo».

En esa misma línea, piensa que este año la categoría estará muy cara: «Segunda siempre es una categoría muy complicada, hay equipos que empiezan muy bien y acaban descendiendo o al revés. El Girona es un claro ejemplo».

Un equipo joven

Al ser cuestionado por el nuevo proyecto de la UD Ibiza en el que prima la juventud, señala: «Este año me parece un proyecto completamente diferente. Creo que han dejado a un lado los nombres y la repercusión mediática que había antes y ahora están con muchas cesiones, mucha gente joven de canteras importantes… Bueno, veremos a ver qué tal les sale el cambio. Parece que les puede faltar alguna cosita de peso, pero han apostado por chicos jóvenes y espero que les salga bien». Además, también ha tenido buenas palabras para Javier Baraja: «Todo el mundo me habla muy bien de él, creo que es un gran entrenador».

Sobre el partido del domingo, tiene las cosas muy claras: «Espero que gane el Granada. A partir de ahí, entiendo que es una primera jornada, la gente viene de pretemporada, los equipos no están hechos. El Granada, por ejemplo, se está haciendo de nuevo. Hay muy pocos jugadores del año pasado que vayan a partir de inicio y a la UD Ibiza le pasará lo mismo».

Además, cree que la pólvora de los andaluces puede ser la clave que determine el encuentro. «Entiendo que nosotros tenemos más experiencia, pero eso no quiere decir nada. La Udé con chicos jóvenes que pueden tener hambre y ganas de demostrar al jugar en casa... Les puede salir un buen partido, pero creo que nosotros tenemos cosas importantes en ataque para poder solucionar el partido», explica.

A la pregunta de si es mejor jugar contra los conjuntos fuertes al principio, razona: «Entiendo que es difícil empezar contra un equipo que está llamado a luchar contra el ascenso, pero también tienen algo de razón aquellos que digan que es mejor ahora que están sin rodar porque es cierto que el equipo se está haciendo. El Granada sigue haciendo fichajes y la pretemporada ha sido con mucha gente que no va a estar en la plantilla o que no van a tener mucha importancia».