El joven Suleiman Camara conduce el balón, durante el partido contra el Granada. | Arguiñe Escandón

0

Que la apuesta por la juventud y el talento es una de las señas de identidad de esta nueva UD Ibiza no es ningún secreto. Todos los fichajes destacan por esas características, siendo hasta la fecha los más veteranos Fuzato y Darío Poveda, con 25 años, los más veteranos de los nuevos. Esta característica ha hecho que en la primera jornada los celestes hayan presentado uno de los onces con menos edad de la categoría, concretamente son el tercer más joven. Si bien es cierto que en el banquillo había jugadores más veteranos que elevan la media de edad de la plantilla.

Pero en lo que se refieres a los onces de esta primera jornada, la Udé es el tercero más joven con una media de 24,7 años. Sólo el Villarreal B, con 22,8 años; y el Mirandés, con una media de edad de 22 años superan a los de Javier Baraja. Que el filial amarillo tiene una plantilla joven no sorprende a nadie, pues precisamente es un filial. Sí lo pueden hacer más los de Miranda de Ebro que lo han jugado todo a la juventud de futuras promesas españolas, de hecho hay varios internacionales sub-21 en sus filas. En el Mirandés, esta jornada lo más veteranos del once fueron Oriol Rey y Álex Martín con 24 años; y el más veterano de la convocatoria, Alfonso Herrero, el portero suplente que tiene 28.

Regresando al once que puso Javier Baraja sobre el terreno de juego, el más joven fue Suleiman Camara que tiene 20 y no cumplirá los 21 hasta diciembre. También del año 2001 es Iván Morente aunque de enero y por lo tanto ya ha cumplido 21. Una primavera más tienen Armando y Javi Vázquez que aún no han llegado a los 22. Por contra, el más veterano en el once fue Cristian Herrera, que con 31 es el único que superaba la treintena. El siguiente en edad fue Ekain con 28. Si bien es cierto que en la segunda parte ingresó Pape Diop que con 36 años es el más veterano de la plantilla.

Otros equipos

En cuanto al resto de la jornada, se puede observar que la mayoría de equipos se mueven en una media superior a los 27 años. Las Palmas con 26,9 y el Alavés con 26,4 años están ligeramente por debajo de esa cifra. El resto de onces están por encima. Incluso hay dos que superan treintena.

Al contrario de lo que ha hecho la UD Ibiza o el Mirandés, el Málaga y el Cartagena han apostado por la experiencia para intentar pelear por el ascenso o al menos entrar en los puestos de playoff. Los malacitanos presentaron esta jornada el once más veterano de la categoría y es probable que así siga siendo a lo largo de la liga. Con una media de 31,9 años, los más jóvenes en el césped fueron Javi Jiménez y Febas con 26 años. Los únicos, junto a Ramalho (29), por debajo de los 30. El Málaga cuenta, además, con el futbolista más veterano de la categoría. En La Rosaleda han apostado por Rubén Castro que con 41 años parece que sigue siendo un valor seguro de cara al gol.

No es el único con más de 40 primaveras que jugó esta jornada, en Ponferrada siguen disfrutando del talento de Yuri (40). Precisamente la Ponferradina se vio las caras contra el Cartagena, que con una media de 31,1 años presentó el segundo once más veterano de la primera fecha de competición.

En cuanto al resto de datos relativos a la edad, el Huesca alineó al jugador más joven. El central Hugo Anglada fue el único futbolista nacido en 2004 que salió de titular en esta jornada.

El apunte
Sergio García

Can Misses registró la segunda mayor ocupación de la primera jornada

Sergio García

La primera jornada de la Segunda División dejó unas cifras bastante pobres en lo que asistencia se refiere. Los campos del fútbol de plata lucieron semi vacíos y menos de la mitad de los encuentros registraron el 50 % del aforo. Entre los que sí lo hicieron está Can Misses, que con 3.498 espectadores alcanzó el 53,81 % de su capacidad. Esta cifra sólo la mejoró el Mirandés con un 62,98 % al llegar a 3.627 espectadores, si bien es cierto que cerca de un millar eran aficionado del Real Sporting. En número de espectadores, el campo con mayor entrada fue el Gran Canaria con 16.106 espectadores, un 49,71 % del aforo. Los peores números los presentó el Eibar con un 37,04 %.