Herrera conduce el balón. | LALIGA

Villarreal Villarreal 1

UD ibiza UD ibiza 0

Segunda A | Jornada 16 | 20/11/2022 14:00 | Final

Cuesta abajo y sin frenos. Así marcha la UD Ibiza, que este domingo ha caído por 1-0 contra el Villarreal B, merecedor de los tres puntos. El equipo ibicenco fue sometido por su rival e incluso pudo haber caído por un marcador más amplio, pero Fuzato se encargó de evitarlo con sus paradas, entre ellas una gran intervención en un penalti ejecutado en el tiempo de descuento.

El partido comenzó como un tiro, con dos equipos dispuestos a buscar el gol. El submarino amarillo comenzó dominando el juego, pero el conjunto celeste no se amedrentó y supo generar peligro. De hecho, los unionistas dieron el primer aviso a los siete minutos haciendo uso del juego directo. Juan Ibiza buscó a Castel en largo, el delantero bajó la pelota, se inclinó al costado izquierdo y puso un pase lateral raso que un defensa desvió in extremis cuando Herrera armaba ya la pierna para disparar.

La réplica no tardó en darla el Villarreal B. Fer Niño recibió un pase de la muerte de Tasende y su disparo lo despejó abajo Fuzato. Se libró la Udé, que contestó acto seguido con un remate de Castel desde el vértice del área pequeña que se marchó fuera.

El partido era un toma y daca constante, un intercambio de golpes al aire entre dos escuadras que buscaban hacen daño a su rival. Eso sí, a partir del cuarto de hora, el filial aumentó su dominio. Alberto del Moral combinó con Fores y Fuzato despejó a córner un disparo sin excesiva fuera que buscó sin éxito la colocación al palo largo. Aunque Castel estuvo a punto de marcar uno de los goles de la temporada con un zapatazo desde 25 metros que lamió la cruceta, lo cierto e que el Villarreal B se hizo dueño y señor del partido. Fuzato salvó de nuevo los muebles ante una volea de Tasende en el área pequeña en le minuto 25. A la media hora de juego, Fores tuvo un remate a placer de cabeza, pero no imprimió fuerza al balón, que lo atrapó sin problemas el cancerbero visitante.

El Villarreal B rondaba para entonces el 73 por ciento de posesión, dato que habla por sí solo de su dominio. Movía la pelota de un lado a otro, tratando de abrir huecos en una zaga celeste que se estaba viendo obligada a emplearse a fondo.

Con todo, el equipo de Juan Antonio Anquela estuvo cerca de irse a los vestuarios por delante en el marcador. Una falta cerca del vértice del área la lanzó Herrera con gran maestría, pero Jörgensen se lució y envió la pelota a córner cuando ya se cantaba gol. Era el minuto 41 y fue la última gran oportunidad de una primera parte que se saldó sin goles y en cuya recta final se tuvo que retirar Fores, lesionado, por Hassan.

Noticias relacionadas

La segunda parte no tardó en hacer justicia a lo visto sobre el terreno de juego. Primero, Herrera se salvó milagrosamente de ver la segunda amarilla por un agarrón. El que no se libró de ella en la continuación de la jugada fue Goldar, que se perderá por sanción el partido contra el Andorra el próximo lunes. A los ocho minutos se rompieron las tablas. Ontiveros abrió el balón a la izquierda, Tasende progresó hasta el interior del área y lanzó un chut al que Fuzato respondió con un despeje no demasiado bueno, dado que la pelota no fue a un lado y Collado apareció en el área para marcar a puerta vacía.

La UD Ibiza no supo reaccionar al gol. Javi Vázquez probó fortuna a balón parado, pero la pelota se marchó alta en el 62. Poco después, el Villarreal B gozó de dos oportunidades para poner tierra de por medio. Primero, Hassan entró por la derecha como una bala, se metió en el área y lanzó un zapatazo al primer palo que Fuzato desvió a saque de esquina. En la ejecución del córner, Adrián de la Fuente remató solo delante del área pequeña, pero lo hizo a las nubes.

La Udé seguía viva y era consciente de que alguna jugada aislada podía servirle para puntuar. Y tuvo la ocasión de hacerlo en el 68 en una contra en la que Castel perdió la partida contra el portero.

Anquela movió el banquillo y dio entrada a Suleiman, Bogusz y Darío por Herrera, Diop y Coke. El equipo ibicenco mejoró sus prestaciones y comenzó a dejarse ver por el área rival. Y más que lo hizo cuando Adrián de la Fuente fue expulsado en el 84 al ver la segunda amarilla.

Con todo, su dominio no se traducía en lanzamientos a puerta. Jörgensen apenas tuvo trabajo y la UD Ibiza se quedó sin marcar. Es más, Isma Ruiz cometió un claro penalti sobre Carlo Adriano en los últimos segundos. Dicho jugador se encargó de ejecutarlo y Fuzato paró el lanzamiento, pero ya no hubo tiempo para más y el árbitro decretó el final.

De esta forma, el conjunto unionista encajó una nueva derrota, ya son ocho los partidos consecutivos que encadena sin ganar y se aleja un poco más de una salvación que queda ahora a cinco puntos. El panorama tiene muy mala pinta.