Rafael Nadal aplaude un punto de Carlos Alcaraz durante su partido de cuartos de final en el Mutua Madrid Open que se está celebrando en la Caja Mágica. | ISABEL INFANTES

0

Carlos Alcaraz ha frenado a Rafael Nadal en los cuartos de final del Mutua Madrid Open y este sábado se las verá con Novak Djokovic por un puesto en la final. El murciano se ha impuesto por 2-6, 6-1 y 3-6 en dos horas y 17 minutos dejando constancia de su buen momento de forma y su gran nivel de tenis ante el mallorquín, que ya había avisado en la víspera que tras seis semanas de inactividad por la lesión en las costillas que sufrió en el Masters 1.000 de Indian Wells su rival no llegaba en condiciones óptimas a la cita.

Nadal y Alcaraz se han enzarzado en un interesante duelo desde el fondo de la pista que respondía a la expectación que había generado el duelo generacional del tenis español. El murciano, que el jueves cumplió 19 años, quería estrenar su casillero de victoria en sus enfrentamientos con el manacorí, que se había llevado los dos duelos previos en Madrid el año pasado y en Indian Wells el pasado mes de marzo. Después de que ambos contendientes lograran romper de forma sucesiva los servicios de su rival, la derecha del joven jugador de El Palmar, destilando un nivel superlativo, ha marcado la pauta y apenas ha dejado opciones al balear, que ha tratado de elevar su resistencia pese a terminar entregando el primer parcial 2-6 tras 48 minutos de juego.

Nadal ha comenzado el segundo set con energías renovadas y celebrando puntos marca de la casa que elevaban la temperatura de las repletas tribunas de la Caja Mágica, que se descantaron mayoritariamente por apoyar al de Manacor. Con 2-1 en el marcador las alarmas se han disparado cuando Alcaraz ha sufrido una caída torciéndose el tobillo. El partido ha quedado interrumpido ocho minutos para que se le aplicara un vendaje y en el siguiente juego el balear ha logrado el break que le permitía colocarse 3-1. No ha sido la única interrupción del set porque la indisposición de una persona del público ha abierto un nuevo paréntesis del que ha regresado mejor el ganador de 21 títulos de Grand Slam, que ha mantenido la velocidad de crucero llevándose 20 de los últimos 21 puntos en juego para igualar la contienda (6-1 en 40 minutos).

La pausa para el inicio del tercer set le ha sentado mejor a Alcaraz, que ha recuperado su mejor versión y una ruptura en el cuarto juego le ha permitido situarse con 1-3 y servicio. El murciano ha sabido gestionar su ventaja para no abrirle las puertas a una posible remontada de Nadal, que ha terminado hincando la rodilla y despidiéndose de Madrid en los cuartos de final en el torneo que suponía su regreso a las pistas y su estreno en la temporada de tierra batida en 2022.

Alcaraz se las verá este sábado con el número uno del mundo, Novak Djokovic, en las semifinales de la cita madrileña de la ATP después de haber conseguido otro sueño en su carrera. No todos los días consigue uno superar a su ídolo y, además, hacerlo en la superficie que Nadal ha dominado con mano de hierro en los últimos años. La victoria del murciano le coloca por pleno derecho en uno de los favoritos en cada uno de los torneos que disputa. Nadal, por su parte, retomará sus entrenamientos tras haber acumulado partidos y trabajo de calidad en Madrid con la mente puesta en Roma y, sobre todo, su gran objetivo: Roland Garros.