Momento en el que Miquel Bestard anuncia su dimisión como presidente de la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB) este sábado en el Palau de Congressos de Palma. | Miquel Alzamora

0

La Asamblea de la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB) ha quedado marcada por la dimisión de Miquel Bestard como presidente. El dirigente de 79 años ha anunciado su deseo de abandonar el cargo que ocupa desde 2004 y para el que había sido reelegido en 2020 y lo ha hecho este sábado junto al máximo responsable de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, que ha querido acompañarle durante la reunión que se celebra desde las 11 en el Palau de Congressos de Palma.

Miquel Bestard, que desde 2018 también es vicepresidente segundo de la RFEF, ha comunicado su decisión ante la familia del fútbol balear en la asamblea. Solo su círculo más cercano estaba al corriente de una resolución que supone el final de un ciclo de casi 20 años. Unir el fútbol había sido desde su primer mandato el gran objetivo del dirigente, que siempre puso por delante el lema 'Junts feim futbol'. Durante estas dos décadas ha logrado dotar a la territorial de estabilidad tras una época convulsa y ha conseguido el consenso de todos los estamentos logrando que la FFIB creciera deportiva y socialmente, cosechara éxitos a nivel deportivo y se modernizara.

«Quiero anunciar aquí y ahora que renuncio de mis cargos de presidente de la FFIB. Ha llegado el momento adecuado. Pronto cumpliré 80 años. Lo hecho lo mejor que he podido y sabido y por mi gran vocación de servicio al fútbol. A mi edad tengo que centrarme en mi familia. Las fuerzas van menguando y debo dejar paso a las nuevas generaciones. Gracias por el fútbol. Visca es futbol, 'tots junts feim futbol'», ha expresado visiblemente emocionado ante la asamblea.

La trayectoria de Miquel Bestard es la de un hombre de fútbol desde siempre. Más de 60 años entregado al deporte rey desde sus inicios como jugador en su Bunyola natal, donde también comenzó a dar sus primeros pasos en los banquillos llevando al primero equipo hasta Regional Preferente. Entró en la FFIB como seleccionador balear infantil y logró tres campeonatos de España –uno de alevín y dos de juveniles- y un segundo puesto –en cadete-. Entre 1997 y 2003 ejerció como presidente del Comité Balear de Entrenadores y en 2004 fue elegido presidente de la FFIB sucediendo a Borrás del Barrio.