0

Mohamed Buya Turay, jugador del Malmö FF y de la Selección de Sierra Leona, ha protagonizado una historia que parece de película. El delantero tenía previsto casarse el 21 de julio en su país con su prometida, Suad Baydoun, sin embargo, se perdió su propia boda cuando el club le requirió unirse al equipo antes de lo pactado.

Buya había fichado por el equipo sueco tras jugar en la Superliga china con el Hebei China Fortune y con el Henan Songshan Longmen. Dado que la liga sueca ya está en marcha, el club le pidió incorporarse lo antes posible, dando lugar a una situación verdaderamente surrealista, cuando el jugador decidió perderse su propia boda y enviar a su hermano en su lugar.

El propio Buya relataba así la historia al periódico sueco Aftonbladet: «Nos casamos el 21 de julio en Sierra Leona. Pero no estuve allí porque el Malmö me pidió que viniera antes. Hicimos las fotos por adelantado. Así que parece que estuve allí pero no fue así. Mi hermano tuvo que representarme él mismo en la boda».

Y añadía: «Voy a intentar llevarla ahora a Suecia y a Malmö para que esté cerca de mí. Vivirá aquí conmigo. Primero ganaremos la liga y luego me iré de luna de miel en diciembre».

El jugador, que ha desarrollado gran parte de su carrera deportiva en Sueciay tiene una hija de tres años allí fruto de otra relación, debutó el jueves con el Malmö en la Europa League, que obtuvo la victoria sobre el Dudelange luxemburgués (3-0).