Rudy, durante la final contra Francia. | ANNEGRET HILSE

0

Rudy es algo más que un capitán. Es una leyenda viva del baloncesto español y una más de las grandes estrellas de la generación de oro del deporte mallorquín. Con 37 años, abandera un relevo generacional que arrancó tras los Juegos de Tokio y reina en Europa en su primera puesta en escena real. Este Eurobasket ha reafirmado el liderazgo del alero formado en Sant Josep Obrer, que aspira a seguir sumando, año a año y marcándose objetivos a corto plazo, aunque París 2024 se presume como el colofón a casi dos décadas vistiendo la elástica de la selección absoluta, con la que debutó en el verano de 2004, en Palma (Son Moix) y en la preparación de los Juegos de Atenas.

Cifras

El oro de Berlín supone la undécima medalla con la selección absoluta de Rudy, que iguala a su amigo Pau Gasol y se queda a una de Laia Palau. Cuatro oros continentales (2009, 2011, 2015 y 2022), dos Mundiales (2006 y 2019), dos platas olímpicas (2008 y 2012), un subcampeonato europeo (2007) y dos bronces, uno olímpico (2016) y otro en el Eurobasket de 2013, adornan una hoja de servicios irrepetible.

Al igual que el historial del mallorquín con la selección. Por número de partidos jugados, Rudy acumula 232, desde ayer uno más que Juan Carlos Navarro (231), aunque por convocatorias -inscrito en acta-, el catalán llega a 253, por los 246 del balear, que el próximo verano podría rebasar este registro oficial de la FEB.

Eso sí, con 61 encuentros, Rudy ya es el jugador español con más presencias en el Eurobasket, por delante de Pau Gasol (58) y es el tercero en el historial global del torneo, además de igualar a un selecto grupo de ex jugadores soviéticos (Velov, Paulauskas, Sakandelidze, Alachachian y Petrov) y al balcánico Pedrag Danilovic. La novena final con España no pudo ser mejor para Rudy: llegó su sexto oro. Casi nada...