Los directivos veteranos ofrecen su experiencia y saber a Connect’Up

Paula Berga | 13/08/2020

Valorar:
La experiencia es un grado. Secot Balears está formado por un grupo de 35 profesionales que de forma altruista aconsejan y asesoran a quienes lo necesitan. A la izquierda, Iñaki Miranda, vicepresidente de Secot Balears; a la derecha Ricardo Miranda, presidente de la asociación.

La experiencia es un grado. Secot Balears está formado por un grupo de 35 profesionales que de forma altruista aconsejan y asesoran a quienes lo necesitan. A la izquierda, Iñaki Miranda, vicepresidente de Secot Balears; a la derecha Ricardo Miranda, presidente de la asociación.

P. Berga

Transmitir el conocimiento y la experiencia. Este es el objetivo bajo el cual se asientan los principios de Secot Balears (la agrupación de Séniors para la Cooperación Técnica), que un año más colabora con Connect’Up. La experiencia y el conocimiento de los miembros de Secot Balears, que comparten con los participantes, es uno de los grandes atractivos de Connect’Up, la iniciativa que impulsa la innovación y la emprendeduría y que está organizada por Grup Serra y patrocinada por Caixabank.

Los miembros que conforman Secot son profesionales, directivos y empresarios que ya han finalizado su actividad laboral o que están en activo pero con una larga carrera a sus espaldas. Todos tienen como objetivo compartir su experiencia y conocimiento empresarial o académico a aquellos que lo solicitan. Su asesoramiento es confidencial, ofreciendo su diagnóstico y propuestas de acciones para el desarrollo empresarial.

Actividad

Esta asociación sin ánimo de lucro lleva más de tres décadas en activo y cuenta con 35 profesionales de perfiles muy diversos. Profesionales del comercio exterior, expertos en marketing, analistas de riesgo, ingenieros o médicos o directivos conforman Secot Balears.

Las colaboraciones con otras entidades, acuerdos con ayuntamientos y la formación interna y externa forma parte de su día a día. Ricardo Moreno, presidente de Secot Balears explica que: «antes de que estallase el estado de alarma dábamos charlas en colegios e institutos a los alumnos de Formación Profesional (FP). Impartíamos estas sesiones para asesorar a los jóvenes y explicarles cómo se constituye una empresa y su funcionamiento»

Tras décadas de experiencia asumiendo grandes responsabilidades no temen los cambios de la transformación tecnológica. De hecho, están más que al tanto de los cambios agigantados de la era digital. «Tenemos formaciones internas para adaptarnos a las nuevas tecnologías y nos preocupamos de estar al día de las últimas herramientas digitales. Tanto, que antes de la pandemia teníamos previsto ir a las residencias para dar cursos a los mayores sobre el funcionamiento de un Ipad y smartphone», matiza Iñaki Miranda, vicepresidente de Secot Balears.

Aportación

El apoyo de Secot supone una gran oportunidad para los finalistas de Connect’Up 2020, ya que podrán nutrirse de la veteranía de estos profesionales que acarrean años de experiencia y de conocimiento.

Cada año los participantes de Connect’Up acuden a los expertos veteranos de Secot para que su proyecto funcione y les ayuden a potenciar los puntos fuertes, mientras minimizan los débiles. Según Moreno, «nuestro principal objetivo es evitar que los emprendedores cometan los errores en los que nosotros caímos».

El papel de estos veteranos en Connect’Up 2020 también supone participar en el proceso de selección de los proyectos y analizar su viabilidad. Una vez seleccionados los finalistas, su labor será asesorar y dar respuestas a las preguntas: qué hacer, cuándo, cómo y a dónde debe dirigirse el emprendedor.

«Buenas ideas hay muchas. Lo importantes es la correcta ejecución de esa idea», sostiene Miranda, que insiste en que «cada proyecto es diferente. Todos tienen sus fortalezas y debilidades y nosotros intentamos desde nuestra experiencia reforzar los puntos fuertes de cada proyecto empresarial».