Jaume Matas en el velódromo del Palma Arena en febrero de 2007, poco antes del inicio del Campeonato del Mundo de Ciclismo en Pista. | M. À. Cañellas

5

La defensa de Jaume Matas, ejercida por el abogado Miguel Arbona, ha recurrido el auto dictado por el juez José Castro que cierra la instrucción de la pieza 14 del ‘caso Palma Arena’ –relativa a la campaña de publicidad del Mundial de Ciclismo en Pista-2007– y que propone llevar a juicio al expresident.

El recurso de reforma subsidiario de apelación lo resolverá la Audiencia de Palma y se basa en la supuesta discriminación que sufre Matas frente a las otras personas que redactaron el expediente de contratación de la agencia Nimbus para desarrollar la promoción del evento deportivo, y que no han sido investigadas en esta causa, según señalaron las fuentes consultadas por Ultima Hora.

El coste de la campaña ascendió a 350.000 euros, dinero que aportó el Ibatur tras una petición de Nimbus que tuvo una acogida «tan calurosa» que fue solicitada un viernes y aprobada el lunes siguiente, señala Castro en su resolución.
«No es ya, con ser mucho, que un escrito presentado un viernes reciba una respuesta afirmativa el lunes siguiente», precisa el magistrado. «Tampoco que el importe concedido por la Administración, nada menos que 350.000 euros, se corresponda justo con la cantidad solicitada sino que se da el caso pintoresco que la respuesta favorable se anticipa a la resolución que concedió el anticipo, que tuvo lugar al día, siguiente, un martes», añade.

Los delitos investigados en esta pieza son los de fraude a la Administración y prevaricación administrativa.