La consellera de Transparència y Cultura ha presentado su dimisión por falta de «confianza». | Pere Bota

56

La hasta ahora consellera de Transparència y Cultura, Esperança Camps, abandona el Govern tras la crisis que ha sacudido su conselleria en las últimas semanas. Es la primera baja del Govern de la coalición formada por PSIB y MÉS con el apoyo de Podemos.

Camps ha comparecido en rueda de prensa la tarde de este viernes para explicar los motivos de su dimisión. La ya exconsellera ha sido muy dura con los directores generales de la la conselleria de Transparència y Cultura, acusándolos de haberse «acomodado».

La menorquina ha asegurado que la decisión de su dimisión ha sido «pensada y meditada», y que ya se lo había anunciado a MÉS per Menorca el pasado viernes. «No ha sido por falta de ganas o motivación», ha dicho Camps, si no por la falta de «confianza y apoyo» con la que se ha encontrado.

Según la exconsellera se han producido muchas filtraciones interesadas con «comentarios, falsedades y medias verdades», señalando que la «deslealtad» ha surgido dentro de su propio equipo. «Hay quien no tiene claro que un cargo político debe servir a la ciudadanía y no ha su partido», ha afirmado.

Camps ha defendido el trabajo de algunos de sus colaboradores como Àngels Álvarez y Sebastià Sabater y ha cargado contra su propio partido al afirmar que «me llamaron para hacer cultura y no me la han dejado hacer». «Algunos departamentos se han ido paralizando porque sus directores generales se han acomodado mientras acusaban a la conselleria» de su falta de resultados.

La exconsellera ha reconocido «haber cometido errores, como confiar en los altos cargos de la conselleria» y ha deseado suerte a la presidenta Francina Armengol porque «su suerte será la de todos».

Noticias relacionadas

Esperança Camps fue muy criticada por la oposición después de que no se publicaran los gastos de representación de los consellers, tal y como requiere la ley estatal de Transparencia. Ademas, la consellera se ha encontrado con problemas internos en su departamento y ha sido criticada por su falta de agilidad en la gestión.

También el PP, por medio de su portavoz parlamentaria, Marga Prohens, ha criticado el trabajo de la consellera, lamentado que IB3, «que es una televisión que cuesta a todos 30 millones de euros, esté obteniendo las audiencias más bajas de su historia».

Primera crisis de Gobierno

Se trata de la primera crisis del Govern balear en esta legislatura, después de que los diez consellers del ejecutivo autonómico tomaran posesión de sus carteras el pasado 3 de julio ante la presidenta de Baleares, Francina Armengol, en un acto que tuvo lugar en el Consolat de Mar.

Camps fue elegida consellera a propuesta de MÉS per Menorca, que junto al PSIB-PSOE y MÉS per Mallorca integran el Govern balear, que es apoyado desde fuera por Podemos y Gent per Formentera.

Menorquina y licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y postgrado en Comunicación Audiovisual en la Universidad de Valencia, Camps ha trabajado durante 24 años en Radiotelevisión Valenciana.