Artà desde hace años viene reclamando compensaciones por la protección de su territorio. | Redacción Digital

14

La Comunitat Autònoma podrá volver a optar a los fondos de la Unión Europea para la conservación de la naturaleza después de 11 años de haber perdido esta opción.

La Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca ha presentado al Programa Life-Europa un proyecto para crear un sistema de gestión sostenible que se centra en las áreas de Es Trenc-Salobrar (Campos, Mondragó (Santanyí), sa Canova (Artà) ses Salines d’Eivissa i Formentera y los sistema del sud de Menorca. El plazo para presentar el proyecto finalizó el día 15 de septiembre.

Lo que se busca es la protección del litoral a través de sus ecosistemas más frágiles y valiosos: las playas de arena blanca y las praderas de Posidonia.

Este sistema tiene que compatibilizar las necesidades de conservación del sistema playa-dunar desde la pradera de Posidonia oceánica hasta el límite dunar con los usos públicos y turísticos. Hay que abordar la problemática en su conjunto. Las presiones a mitigar, entre otras, son el fondeo de embarcaciones, el tránsito rodado, la contaminación, la perdida de la vegetación o la ocupación del espacio.