Imagen de archivo de cala Saladeta este verano.

0

El conjunto de las Balears experimentó este verano la mayor densidad de población de su historia hasta alcanzar el pico máximo el pasado 9 de agosto, cuando había en las Islas un total de 2.036.132 personas, la cifra más alta de la historia de la Comunitat, casi el doble de los 1.134.657 habitantes habituales censados en Baleares a 1 de enero de este año.

La cifra corresponde a lo que se conoce como Índice de Presión Humana (IPH), una cálculo realizado por el Institut Balear de Estadísticas (Ibestat) que determina la carga demográfica máxima que soportan las Islas cada día del año. Según los datos hechos públicos ayer, en agosto de este año hubo 10 días en los que se superó el récord establecido el año pasado, que estaba en 2.010.510 personas. Además, entre el 4 y el 15 de agosto hubo en las Islas más de dos millones de personas simultáneamente.

La presión ha aumentado de forma notable en las Islas en los últimos 20 años. En 1997, el día de más carga demográfica fue el 7 de agosto y en esa fecha había en las Islas 1.423.380 personas. Es decir, en 20 años, el índice de presión humana ha aumentado en 612.752 personas, lo que supo- ne un aumento del 43 por ciento.

Los datos que ofrece el Ibestat tienen otros análisis: la densidad de población de las Islas también ha crecido de forma espectacular y ha pasado de los 285 habitantes por kilómetro cuadrado del día más denso de 1997 a los 407 habitantes por kilómetro cuadrado del pasado agosto. Es una densidad similar a la de los Países Bajos, ligeramente por debajo de la India (441 habitante por kilómetro) y por encima de países como Japón, con densidades de población que no llegan a los 350 habitantes por kilómetro cuadrado.

Sin embargo, al aumento espectacular de la carga demográfica en las Islas no solo contribuye el turismo; también pesa mucho el aumento de la población habitual que han registrado las Islas en los últimos años. Por seguir con la comparativa de los últimos 20 años, la población de las islas ha crecido en 366.705 personas. Para obtener una estimación no científica de cuánto ha crecido el número de turistas, habría que restar el crecimiento de los residentes.

Tomar medidas

Esa cifra récord de 2.036.132 personas el 9 de agosto ha provocado este verano un intenso debate político sobre si hay poner límites al turismo a la vista del nivel medio de ocupación de playas y espacios públicos. Colectivos ecologistas han pedido al Govern que intervenga y pongo coto a la llegada masiva de turistas que ha ido creciendo casi ininterrumpidamente en los últimos 20 años. Según los datos del Ibestat, tan solo en agosto de 2009 se produjo un descenso de carga demográfica, que fue de 19.815 personas.